Compartir
Publicidad
Publicidad

Un juguete, una sonrisa, una ilusión

Un juguete, una sonrisa, una ilusión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En las fechas que se avecinan, los productos estrella para los niños son los juguetes. Nos encanta ver como disfrutan, como ríen y como se ilusionan con los juguetes que les va a traer Papa Noel o los Reyes Magos, pero, ¿y los que no tienen esa ilusión?.

Es lamentable y muy triste ver como muchos niños, están desprovistos de estas ilusiones y que la mayoría de las personas ven solamente estas desdichas durante las fechas navideñas. Los niños no eligen su futuro pero nosotros tenemos mucho que ver en él, a causa de los intereses de los adultos, ellos se ven afectados directamente.

Durante estas fechas, las ONG’S intentan hacer llegar estas ilusiones a distintos puntos del mundo, pero sin nuestra colaboración, muchos niños estarán faltos de esas ilusiones. Un juguete que tu hijo/a no utiliza, con el que ya no le apetece jugar, puede hacer muy feliz a otro que prácticamente no ha tenido nunca un juguete, no hay que dudarlo, entregar uno de esos juguetes a estas organizaciones humanitarias es una acción que ayuda en el futuro de ese niño a hacerle sentirse como lo que es, un niño, y a que por unos días olvide un poco sus penurias y miserias, a que crea en la ilusión y en un mundo mejor. También puede ser el momento de explicarle a nuestro hijo que hay muchos niños que no tienen la misma suerte que él, que en el país donde viven no llegan los Reyes Magos, que no recibirán ningún juguete y no tienen nada con qué jugar. Debemos intentar hacerle comprender que es bueno compartir, que él mismo elija un juguete para regalárselo a ese niño que no tiene nada y que con eso ayudará a que una personita como él, disfrute de la navidad y del derecho a jugar. Puede ser muy difícil, hay niños que no son nada generosos, pero ahí está nuestro papel, enseñar a nuestro hijo a ser solidario y que un juguete que no utiliza puede hacer feliz a muchos niños.

Quizás muchas personas pensarán que no sirve de nada entregar un juguete y que comercializan con él obteniendo beneficio, que ese juguete no llega a manos de uno de esos niños. Pues bien, seguramente, si no das ese juguete hay muchas más posibilidades de que no llegue a sus manos. Hay que intentarlo y confiar en estas organizaciones, intentar ayudar en la medida de lo que se pueda a facilitar la alegría de ese niño que no conocemos pero, que podría ser nuestro hijo.

Más información | Cruzrojavenezolana Más información | Consumer En Bebés y más | Tarjetas navideñas UNICEF

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos