Compartir
Publicidad
Publicidad

Esos fantásticos disfraces

Esos fantásticos disfraces
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

El interés de los chicos por disfrazarse me resulta de otro mundo. Mis hijas tienen un enorme canasto lleno de ropa vieja, zapatos en desuso y una multiplicidad de accesorios como bolsos, pañoletas, pelucas de cotillón, collares, pulseras.

Esta fascinación por los disfraces aparece hacia los 2 años y es uno de los tantos juegos simbólicos, también llamados de imitación o ficción, que transcurren durante los 5 años subsiguientes. La aparición del juego simbólico coincide con la aparición del lenguaje, que es el que le permite al niño “expresar y representar cosas y personas, deseos y acciones realizadas o que están aún por realizar” (Martínez Sarandona). Los pormenores del juego simbólico se los debemos a Piaget, quien observó que su pequeña hija tomaba un pedazo de tela muy similar al que recubría su almohada y hacía como si fuera a dormir, todo ello acompañado de una sonrisa.

Volviendo al tema de los disfraces, después de pensarlo un poco, he encontrado una linda alternativa a los trajes que se venden en las tiendas especializadas (por lo común, cuestan mucho dinero y sirven para una sola y breve oportunidad) sin complicaciones de confección y costura ni sobresaltos presupuestarios: crearlos nosotras mismas. Con bolsas de papel, retazos de tela, cartulinas pintadas con acuarelas y témperas, un poco de pegamento y otros elementos de precio accesible es posible concebir una amplia colección de originales modelos para que nuestros hijos se diviertan. Las mamás podemos darnos el gusto de crear para ellos hadas, payasos, mariposas, soldados, gatos, cowboys. Otra importante ventaja de los disfraces realizados en casa es el escaso tiempo que requiere su entretenidísima confección y, además, por la sencillez de estos atavíos, hasta los niños pueden colaborar en su preparación.

¡A despertar la imaginación, mamis!

Más información | Disfraces caseros: gratis y creativos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos