Compartir
Publicidad
Publicidad

Dale la vuelta: por qué los niños tienen que ir en el coche a contramarcha

Dale la vuelta: por qué los niños tienen que ir en el coche a contramarcha
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tres días se lanzó una campaña pensando, sobre todo, en que viene el verano y miles de familias viajarán buscando un lugar en el que pasar las vacaciones.

Se trata de una campaña llamada Dale la vuelta que supone el cierre a un trabajo desinteresado de muchos padres y muchas madres preocupados por el peligro de que los niños viajen a favor de la marcha, que llevan meses trabajando para concienciar a otros padres y otras madres, que finaliza con un vídeo rodado para este fin.

Dale la vuelta

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el problema de los niños en los coches es que la fuerza a la que se ven sometidas sus cabezas cuando hay un accidente es demasiada.

El peso de sus cabezas en referencia al cuerpo es elevado, con el agravante de que sus estructuras óseas y musculares no están todavía lo suficientemente desarrolladas, sufriendo muchísimo en caso de impacto.

Lo que para nosotros puede ser un latigazo cervical, para ellos puede suponer una lesión mucho más grave, incluso a nivel óseo y medular.

Hablando en cifras, se dice que un impacto a 50 km/h transforma 1 kg de peso en 32 kg. Si nos centramos en un bebé de 9 kg de peso, cuando muchos ya pueden ir de frente a la marcha según las recomendaciones que se daban hasta ahora, su cabeza puede llegar a pesar 2 kg.

En caso de colisión a 50 km/h (en ciudad, por ejemplo), su cuello tendría que soportar una fuerza de 64 kg, que es muchísimo. Imaginad si vamos por autopista entonces.

A contramarcha, cuanto más, mejor

Acostumbrados como estamos a que cerca del año todos los niños fueran ya a favor de la marcha, sorprende un poco, seguramente, que el consejo sea cuanto más tiempo, mejor. Se dice que como mínimo hasta los 4 años, pero en realidad es hasta que sea ya totalmente inviable que viajen de ese modo.

Pensad que viajar a contramarcha se considera que es hasta cinco veces más seguro que viajar a favor de la marcha, así que no es ya solo una recomendación para ellos, sino que lo es también para toda la población.

Los adultos no podemos situarnos así en el coche, pero si pudiéramos, sería mucho mejor. Es más, yo mismo intento siempre que puedo, en un tren o en un autobús, sentarme a contramarcha, porque soy consciente de que es mucho más seguro.

En Bebés y más | Por qué los niños deberían ir en el coche a contramarcha hasta al menos los 4 años, Ambas bebés sufrieron el mismo accidente de coche: la que iba en una silla a contramarcha salió ilesa, la otra sufre graves daños, Viajar a contramarcha es más seguro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos