Compartir
Publicidad
Publicidad
En México estamos "en pañales" con el uso de la silla para el coche
Infancia

En México estamos "en pañales" con el uso de la silla para el coche

Publicidad
Publicidad

Si te ha tocado leer algunos de mis artículos en Bebés y más, te habrás dado cuenta que tengo mucho interés en el uso de las sillas para el coche. Como madre sé que es un tema muy importante, pero como mexicana reconozco que en nuestro país no se habla lo suficiente sobre él.

Desde mi perspectiva, en México aún estamos bastante "en pañales" sobre este tema. Así que me di a la tarea de poner un poco más de atención a mi alrededor y decidí investigar cómo es la situación actual en nuestro país respecto al uso de los sistemas de retención infantil.

La silla para el coche, algo en lo que no se piensa mucho

Sé de muchas familias que conocen y tienen una silla para sus hijos en el coche. Sin embargo, conozco y veo muchísimas más que no la usan o ni siquiera han pensando en comprar una.

Pongo el primer ejemplo: la escuela de mi hija. Todas las mañanas dejamos a Lucía en su escuela al mismo tiempo que algunos padres. A la hora de salida coincidimos con otros, rara vez nos toca llegar al mismo tiempo que los de la mañana o incluso que los de otros días.

Creo que no exagero cuando digo que de los 60 niños que asisten a esa escuela (es un preescolar pequeño), solamente he visto unos 10 o 15 coches con algún tipo de sistema de retención infantil. Desde luego que no he visto todos los coches de los otros niños, pero sin duda la mayoría brilla por su ausencia. Lo curioso es que he notado que las maestras me han mirado raro al ver que llevo a Lucía a contramarcha aún a sus casi tres años, pues no es una escena común entre los otros padres.

Otro ejemplo es lo que diario veo en las calles mientras manejo: niños que van brincando en el asiento del vehículo, sentados sin ninguna clase de protección en el lugar del copiloto o en los brazos de los padres en el caso de los bebés. Un familiar cercano que tiene un hijo casi de la edad de mi hija, le compró una silla para el coche pero el niño nunca va sentado en él porque dice que llora mucho cuando intentan colocarlo ahí.

En general, la información y concientización acerca del uso de los sistemas de retención infantil entre los padres y madres de familia en nuestro país es escasa.

Seguridad vial en México: situación actual

De acuerdo con el Programa de Acción Específico de Seguridad Vial 2013-2018, las muertes y discapacidades por lesiones por accidentes viales son un problema de salud pública que continúa en aumento en México.

En ese documento se enlista información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la que señala que cada año, en promedio, más de 37 mil mexicanos pierden la vida a causa de algún tipo de accidente, siendo las lesiones por accidentes viales las más frecuentes (43.8%) y más de seis millones de niños, jóvenes y adultos sufren lesiones accidentales de todo tipo.

Al respecto de los niños (considerados por el INEGI en el rango de edad de 0 a 9 años) el 6.19% de las lesiones accidentales corresponden a lesiones ocasionadas por accidentes viales. En el caso de los adolescentes (considerando el rango de edad de los 10 a los 19 años) son el 13.71%. Estos porcentajes representan 60 mil 389 lesiones por accidentes viales en niños y 257 mil 967 en adolescentes.

De acuerdo con este reporte, las lesiones ocasionadas por accidentes viales son un riesgo particularmente para los niños, adolescentes y adultos jóvenes. En 2012 los accidentes viales fueron la primera causa de muerte en niños entre 5 y 9 años con 352 casos y una tasa de 3.1. Esta tasa es mayor que las muertes por leucemia (2.6), malformaciones congénitas del corazón (0.9) e infecciones respiratorias agudas bajas (0.8).

Lo que verdaderamente me provoca inquietud, es que estos resultados son preocupantes pero realmente no nos sorprenden mucho. En México la cultura vial brilla por su ausencia y por esa misma razón, muchos padres no conocen la importancia de colocar a sus hijos en una silla para el coche.

De acuerdo con los datos registrados a través de la Metodología para la Medición de Cuatro Principales Factores de Riesgo en Seguridad Vial, en diferentes municipios del país durante 2012, solo 7.6% de los niños viajan seguros en un sistema de retención infantil.

¿Por qué la mayoría de los padres no usan la silla para el coche en México?

Quizás te preguntes por qué ocurre esto. Desde el ámbito legal, el problema se deriva de que los reglamentos de tránsito en México varían mucho de acuerdo con la ciudad en la que te encuentres. Por ejemplo, en Ciudad de México el reglamento indica que los menores de 12 años deben usar una silla infantil o cojín elevador para el coche. Sin embargo, son pocos los estados del país donde se señala el uso de un sistema de retención infantil. A nivel nacional, no existe una ley de seguridad vial donde se toque este importante punto.

Además de que no existe una verdadera regulación en este tema, existen diversas razones por los cuales muchos padres y madres no utilizan el sistema de retención infantil. El principal motivo definitivamente es la desinformación. Y es que esta es tanta, que engloba distintos pensamientos, entre los cuales destaco los siguientes:

No las consideran necesarias

La mayoría de las personas que elige no llevar a sus hijos en una silla para el coche lo hace porque piensan esa frase que -quizás- todos habremos dicho alguna vez en la vida y no necesariamente sobre este tema, el famoso "no pasa nada". Creen que realmente no hay mucha diferencia entre llevar a un niño en su silla a llevarlo en el asiento del coche. Y encima muchos los llevan sin el cinturón de seguridad o incluso los ponen sentados sobre sus piernas.

No vale la pena el gasto

La mayoría de las personas considera que las sillas son demasiado costosas. Y sí, la verdad es que sí lo son. Hay algunos modelos que muchas familias definitivamente no podemos adquirir pues su precio es muy elevado. El problema surge cuando este comentario viene de la desinformación, pues esto lo piensan algunos porque creen que el tiempo de vida de una silla es muy corto comparado con la inversión que representa.

En realidad, si hacemos una pequeña investigación podremos darnos cuenta que cada vez hay más marcas y modelos disponibles en el mercado. En México además tenemos la ventaja de poder comprar sillas de Estados Unidos, por lo que existen mayores posibilidades de encontrar una que cumpla con los requisitos de seguridad a un costo moderado.

Realmente, si elegimos con cuidado, podemos obtener una silla que crezca con nuestro hijo o cuya capacidad de peso y estatura sea muy grande. De este modo la inversión no será tanta a largo plazo y tendremos lo necesario para protegerlos durante mucho tiempo.

Los niños no las quieren

Este es un modo de pensar que me pone un tanto... molesta. Muchos creen que las sillas más que ayudar solo estorban o son molestas o hacen que los hijos se comporten peor mientras están sentados en ellas.

Pero imagínense si usáramos esa mentalidad para otras cosas de la crianza: no les daríamos vegetales "porque no les gustan", o no les limitaríamos el tiempo frente a la televisión "porque le molesta que les digamos que ya es suficiente". ¿Por qué no les damos comida chatarra todo el tiempo o les dejamos ver la cantidad de caricaturas que quieran? Por que sabemos que no es lo mejor para ellos. Eso mismo pasaría si los padres conocieran los riesgos de no usar un sistema de retención infantil.

Algo que considero necesario mencionar es que debido a la creciente práctica del porteo (lo cual aplaudo), muchas madres han optado por pensar o creer que al portear a su bebé cuando se suben a un coche, éste va seguro. Pero no es así. Ni un fular, mei-tai ni mochila portabebés están aceptadas como un sistema de retención infantil. Ojo, que el porteo es muy recomendable, pero hay que hacerlo de manera responsable.

Pero no todo son malas noticias

Coche Madre Hija

Como sucede con diversos temas de maternidad, poco a poco la información del uso de la silla para el coche ha ido en aumento y acercándose más a los padres. Las redes sociales ayudan a difundir esta información y gracias a ellas hemos visto que son cada vez más los padres que se preocupan por la seguridad de sus hijos en general y se toman el tiempo para investigar en Internet.

Con el creciente aumento de blogs de madres y padres ha llegado también la información de otros países que en México mucha falta nos hacía. Campañas como "A contramarcha yo viajo seguro" lograron cruzar el Atlántico y paso a pasito hemos ido creando conciencia sobre este importante tema.

Hace algunos meses se abrió en Facebook el primer grupo informativo y de consulta sobre sistemas de retención infantil en México: SRI - A contramarcha (Rear Facing) MÉXICO. Cada día son más los padres que se unen y acuden a él para consultar las principales dudas sobre el uso de la silla para el coche y también pedir opiniones sobre algún modelo en particular. Debo recalcar que a falta de una verdadera regulación en México, en este grupo siguen las prácticas recomendadas por la National Highway Traffic Safety Administration de Estados Unidos.

Si bien aún nos falta mucho por crecer y mitos por romper, con el tiempo iremos creando conciencia sobre este importante y muy necesario tema.

Actualmente la Cámara de Diputados se encuentra trabajando en una Ley de Seguridad Vial, para que este tema sea atendido en un apartado especial y así a nivel nacional se obligue a los estados a que tengan esta normatividad vigente.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Viajas en coche con niños? Utiliza bien el sistema de retención infantil, Sillas infantiles, imprescindibles para los viajes en coche

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos