Compartir
Publicidad

Requisitos para elegir una trona

Requisitos para elegir una trona
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los artículos que es indispensables durante los primeros años de nuestro hijo es la trona. A partir de los seis meses de edad la trona es el lugar ideal para dar de comer al bebé por la cómoda posición que ofrece tanto a los papás como al pequeño. Además es tan útil que incluso puede jugar y descansar en su trona.

En Bebés y más hemos hablado de distintos modelos de tronas, innovadoras, funcionales, etc., pero ¿qué es lo que nos planteamos cuando decidimos comprar una trona?, por ejemplo, el material más adecuado.

Podemos encontrar tronas de plástico sólo o mezcladas con nylon y también de madera, éstas serían las opciones más recomendables ya que una trona de metal la descartaríamos por la dureza del material a pesar de que estuviera adecuadamente revestida, además un material más cálido es más agradable que no el frío metal. Otra pregunta a realizarse sería ¿la queremos plegable o fija?, está claro que dependerá del espacio del que dispongan los papás en casa, ya que a pesar de que una trona fija sería la opción ideal, ocupa un espacio que en algunos casos puede resultar necesario para otros menesteres. Una trona plegable es una opción lógica ante la falta de espacio, pues se puede guardar en cualquier lugar de la casa.

La realidad es que podríamos hacernos una gran cantidad de preguntas, pero hay sólo una que realmente es importante, necesaria y que debemos tener muy en cuenta, ¿es una trona segura?

requisitos_trona1 Ante todo es la seguridad, de que sirve un gran diseño o una gran funcionalidad si puede representar un peligro para el bebé. Hay que ser coherentes y lo primero que debemos exigir a la hora de elegir una trona es que cumpla la Normativa europea de seguridad.

La trona debe poseer elementos básicos y obligatorios como pueden ser las correas, éstas permiten asegurar al pequeño impidiendo que pueda caerse pero no limita sus movimientos, debe ser de un material sólido pero cálido o blando para que en caso de producirse algún pequeño accidente, puedan minimizarse los daños. Las tronas deben poseer adecuados bloqueos de seguridad en la bandeja, en la altura del asiento, en su apertura, el bloqueo de las ruedas, etc. Los cantos que pueda presentar una trona deben ser siempre redondos y no deben existir partes empotradas donde el pequeño pudiera pillarse una mano.

Comprar una trona, sin garantía puede representar un gran peligro para el pequeño, ante la duda, no nos dejemos seducir por el precio de una trona, la seguridad es primordial y no importa gastarse un poco más cuando se trata del bienestar del pequeño.

Más información | Organización de Consumidores y Usuarios Más información | Mundo Hogar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos