Compartir
Publicidad

¿Puedes tener un parto prematuro por usar desodorante durante el embarazo?

¿Puedes tener un parto prematuro por usar desodorante durante el embarazo?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos dos días ha aparecido una noticia un poco preocupante para las mujeres embarazadas que dice que utilizar desodorante durante el embarazo puede hacer que el parto sea prematuro. Preocupante porque imagino que deben ser muy pocas las embarazadas que no usen desodorante habitualmente y preocupante porque se basa en un estudio que habla de la exposición de las mujeres embarazadas a los ftalatos, pero no parece hablar sobre echarse nada en la axila como causa de un parto pre-término.

Y es que ftalatos hay en los desodorantes, pero también en muchas otras cosas que os comentaré a continuación. Así que si una embarazada no puede echarse desodorante por contener ftalatos va a tener que dejar de hacer muchas, muchísimas cosas, si quiere evitar un parto prematuro. Vamos, que en nada os respondo a la pregunta siguiente: ¿Puedes tener un parto prematuro por usar desodorante durante el embarazo?

Datos del estudio

El estudio en cuestión, titulado "Esposición ambiental a ftalatos y partos prematuros" y llevado a cabo en el Departamento de Ciencias de Salud Ambiental de la Universidad de Michigan, trata de saber si existe relación entre la exposición de las mujeres a los ftalatos y los partos prematuros, ya que cuantas más razones conozcamos, cuantos más factores de riesgo sean descritos, más fácil será poder evitar el gran número de embarazos que acaban antes de tiempo.

Para hacer el estudio se utilizaron datos de partos sucedidos entre 2006 y 2008 en el Brigham and Woman's Hospital de Boston. Seleccionaron 130 casos de parto prematuro y 352 de control, cogidos al azar, y analizaron muestras de orina de 3 momentos diferentes del embarazo para analizar los niveles de metabolitos de ftalatos contenidos en ellas.

Examinaron cuál era la relación entre dichos niveles de ftalatos en la orina de las mujeres y el parto prematuro, definido como aquellos partos que sucedieron antes de la semana 37 de gestación y miraron también la relación con el parto prematuro espontáneo, que definieron como aquel que sucede después de trabajo de parto o ruptura prematura de las membranas.

Resultados del estudio

Seguro que os quedáis igual que yo al leer lo siguiente, porque está claro que para conocer los riesgos hay que conocer a los enemigos, y en este caso hay muchísimos, demasiados. Los investigadores observaron que las muestras de orina de las mujeres que habían tenido partos prematuros contenían concentraciones significativamente superiores de di-2-etilhexilo (DEHP), metabolitos mono-ftalato de (2-etil)-hexilo (MEHP), ftalato de mono-(2-etil-5-carboxipentil) (MEcPP) y mono- n-butil ftalato (MBP).

A la hora de ajustar los datos para tratar de aislar un poco cuáles eran más peligrosos, vieron que los que parecían aumentar las probabilidades de parto prematuro son los metabolitos de MEHP, eMEcPP y Σ DEHP. Al analizar los partos prematuros espontáneos, vieron que los ftalatos que parecían estar relacionados fueron MEHP, mono-(2-etil-5-oxohexil) ftalato, MEcPP, Σ DEHP, MBP, y mono-(3-carboxipropil).

Los investigadores concluyeron que las mujeres expuestas a ftalatos durante el embarazo tienen un mayor riesgo de parto prematuro y que, como es lógico, hay que tomar medidas para tratar de reducir la exposición a ftalatos durante el embarazo.

Quitarles el desodorante, estamos salvados

Entonces uno se pregunta: ¿Reducir la exposición de las mujeres embarazadas a los ftalatos? ¿Y eso cómo se hace? Pues muy fácil, no hace falta más que ver cómo ha titulado la prensa este estudio y hacer lo que nos dicen. Como la prensa ha concluido, después de todo lo que he comentado, que la culpa de todo la tiene el desodorante (pulsad aquí y veréis el resultado de la búsqueda en Google de las palabras "desodorante", "parto" y "prematuro" juntas), pues lo que hay que hacer es recomendar a las mujeres embarazadas que no lo utilicen. Si veis a una embarazada echarse desodorante, comentadle que podría estar comprando papeletas para tener un parto prematuro. Si en el supermercado observáis que una mujer embarazada está eligiendo un desodorante, decidle si conoce los nuevos estudios que dicen que provocan partos prematuros. Sabiendo la causa, podemos solucionarla. ¡Estamos salvados!

El problema es que no, no estamos salvados, porque aunque es cierto que los desodorantes contienen ftalatos (al parecer la mayor concentración es de DEP, que ni siquiera se menciona en el estudio), uno de los más utilizados es el DEHP, que sí aparece y que lo podéis encontrar en la leche, la mantequilla y la carne, por ejemplo, en los dispositivos médicos y tubos de suero, en el agua embotellada, en los refrescos, y ahora se ha regulado su uso en mordedores de bebé, juguetes, cremas y lociones de bebé, etc.

Pero el DEHP no es el único ftalato, hay muchos más, como veis en el estudio, así que si una mujer embarazada no puede echarse desodorante (además, ¿el riesgo es el mismo si se echa desodorante a diario o si se lo echa cada 2-3 días? ¿Si es en spray es peor que el roll-on? ¿Y si es en gel? ¿Cuántos segundos puede apretar el spray sin que sea peligroso? ¿Es mejor si se echa el desodorante pero no inhala las partículas que salen despedidas o la "contaminación" se produce a través de la piel?), no puede tomar leche, ni carne ni mantequilla, tampoco puede hacer muchas otras cosas, porque ftalatos hay por todas partes. Para que os hagáis una idea, a continuación voy a hacer una pequeña lista con algunas de las cosas que una mujer no puede hacer, siguiendo el juego de los titulares de prensa extraños:

  • Utilizar desodorante puede provocar partos prematuros.
  • Comer leche, carne y mantequilla puede provocar partos prematuros.
  • Ir al médico y que te pongan un suero puede provocar partos prematuros.
  • Beber agua embotellada y refrescos puede provocar partos prematuros.
  • Tener ventanas de PVC puede provocar partos prematuros.
  • Tocar la capa que cubre las pastillas puede provocar partos prematuros.
  • Tomar pastillas con recubrimiento entérico puede provocar partos prematuros.
  • Utilizar pegamento puede provocar partos prematuros.
  • Hacer uso de aparatos electrónicos puede provocar partos prematuros.
  • Tener envases en casa puede provocar partos prematuros.
  • Hacer uso de pinturas y ceras puede provocar partos prematuros.
  • Hacer uso de textiles puede provocar partos prematuros.
  • Imprimir algo con la impresora puede provocar partos prematuros.
  • Utilizar productos de limpieza puede provocar partos prematuros.
  • Tener baldosas en casa puede provocar partos prematuros.
  • Tener cortina de ducha puede provocar partos prematuros.
  • Si no tienes cortina y tienes mampara de PVC puedes tener un parto prematuro.
  • Usar esmalte de uñas puede provocar partos prematuros.
  • La sombra de ojos puede provocar partos prematuros.
  • El jabón líquido para la ducha puede provocar partos prematuros.
  • El spray para el pelo puede provocar partos prematuros.
  • Tener cables eléctricos puede provocar partos prematuros.
  • Utilizar la manguera puede provocar partos prematuros.
  • Utilizar las maletas puede provocar partos prematuros.
  • Llevar calzado puede provocar partos prematuros.
  • Utilizar juguetes sexuales puede provocar partos prematuros.

Y probablemente podría seguir un rato más porque, como veis, ftalatos hay en todas partes. Vamos, que estoy de acuerdo con los investigadores en que hay que reducir los ftalatos a nivel general, pero no ya solo para evitar partos prematuros, sino porque hay estudios que sugieren que podrían estar relacionados con algunos tipos de cáncer, con problemas respiratorios en los niños y con problemas a nivel reproductor. Es decir, son los fabricantes los que tienen que tratar de disminuir el uso de ftalatos para crear productos que no nos perjudiquen a nivel de salud. Ellos, y no las mujeres, los que tienen que prevenir.

Claro, queda más impresionante decir que con el uso de desodorante puedes tener un parto prematuro, porque desodorante usa todo el mundo y porque así, además, las mujeres se sienten culpables, que parece ser más divertido. Pero, como digo, si jugamos a este juego, jugamos de verdad y decimos todos los titulares, como he hecho yo, para que no utilicen desodorante, ni jabón, ni esmalte, ni perfume, ni vayan al médico, ni toquen o tomen pastillas, ni utilicen el móvil, ni el portátil, ni se pongan ropa, ni zapatos, ni se duchen (porque tendrán o cortina o mampara, digo yo), ni beban agua embotellada o refrescos ni tomen leche, carne o mantequilla ni ningún alimento que venga dentro de un envase. ¡Ah! y que no utilicen juguetes sexuales, pero esto de verdad, porque los juguetes sexuales contienen entre un 21 y un 50% de ftalatos, o sea, que casi se podría decir que son ftalatos con forma de juguete sexual, ya que en este caso su fabricación no está regulada de ninguna manera.

Lo dicho, que las autoridades se pongan las pilas para regular el uso de ftalatos (algunos juguetes infantiles de mala calidad contienen también porcentajes de hasta el 50% de ftalatos) en todos los elementos de uso cotidiano, o al menos en aquellos que saben que pueden perjudicar la salud de los consumidores, que al fin y al cabo somos todos, ya que para evitarlos habría que irse a vivir a la selva (y a saber...).

Vía | Qué, Estudio en Pubmed, Healt-report, Plasticisers, Wikipedia Foto | Torsten Mangner en Flickr En Bebés y más | ¿Puedo usar perfume en el embarazo?, Relacionan compuestos químicos con nacimientos prematuros, Embarazadas expuestas a productos químicos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos