Compartir
Publicidad
Publicidad

Música para el niño por nacer

Música para el niño por nacer
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Los científicos han descubierto que el niño por nacer es un ser profundamente sensible, que establece intensos lazos con sus padres y el mundo exterior antes de nacer. Cantar, bailar, masajear el vientre, estimula el sistema nervioso del bebé y comunica el amor de los padres, originándose así una estrecha relación que lo nutre emocionalmente y pervive como huella en su vida futura.

A las veinticuatro semanas de gestación, el niño por nacer puede oir sonidos con atención, sobre todo, el latido cardíaco materno y el propio, el fluir de la sangre, entre otros. Aunque su cerebro aún no los puede decodificar, responde con actos reflejos.

Numerosos estudios han demostrado que toda música placentera para los padres estimulará el cerebro del bebé aumentando la conexión entre las neuronas y le facilitará más adelante adquirir el lenguaje. Además, la interacción musical prenatal ayuda a desarrollar lazos de comunicación entre los padres y su hijo. Si las madres escuchamos música de forma repetida durante la gestación, nuestros bebés la “recuerdan” después de nacer y se calman con ella si la oyen; incluso, una música oída por el bebé durante meses en el vientre materno puede ayudar a resolver una situación de trabajo de parto problemática.

La comunicación no comienza con la mirada sino que tiene un precedente mucho más remoto: las voces y los sonidos. Aprendamos a valorar este manantial de vínculo aún tan poco reconocido.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos