Publicidad

Una infección vírica de la madre durante el embarazo, como la Covid-19, no suele afectar al bebé y la ciencia explica por qué

Una infección vírica de la madre durante el embarazo, como la Covid-19, no suele afectar al bebé y la ciencia explica por qué
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

A pesar de los casi 100 millones de casos de Covid registrados hasta la fecha en todo el mundo, no hay pruebas sólidas de que el virus que causa la enfermedad, el SARS-CoV-2, suponga una amenaza para los fetos.

Así lo aseguran investigadores de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, y de la Escuela de Medicina del Monte Sinaí de Nueva York (Estados Unidos), que han identificado un mecanismo en la placenta que podría ser la clave para que una infección vírica de la madre durante el embarazo no dañe al bebé.

La respuesta inmunitaria de la madre para combatir el virus podría dañar al bebé y la placenta no deja que penetre, gracias a los receptores de estrógenos que contiene.

Un importante avance para proteger al bebé si la madre se contagia

Cuando una persona se infecta por un virus, su sistema inmunitario envía una señal química llamada interferón de tipo I, que indica a las células circundantes que aumenten sus defensas antivirales, incluida una mayor inflamación. Esta respuesta ayuda a evitar que el virus se copie a sí mismo y da al sistema inmunitario adaptativo más tiempo para conocer al nuevo invasor y empezar a combatirlo.

Una embarazada que se contagia con un virus genera estas mismas defensas, pero si esas moléculas atravesaran la placenta y llegaran al feto, provocarían graves anomalías en su desarrollo e incluso su muerte. Eso sí, salvo en el caso de algún virus, como el del Zika, lo normal es que no se repliquen si afecten al feto.

El estudio, publicado en Science Daily, ha encontrado un mecanismo que protege al feto del daño que podría causar la respuesta inmunitaria de la madre a un virus: han identificado un actor clave en esta vía, un receptor de estrógeno de superficie celular llamado GPER1 que es especialmente abundante en la placenta y los tejidos fetales.

El director del estudio, Nicholas Heaton, profesor adjunto de Genética Molecular y Microbiología en la Facultad de Medicina de Duke, señala que "esto explica probablemente por qué muchas infecciones maternas durante el embarazo no perjudican al feto".

Tras una serie de cribados, los investigadores descubrieron que los receptores GPER1 se concentraban en la placenta, donde el suministro de sangre de la madre transmite oxígeno y nutrientes al feto. Los niveles de estrógeno son mucho más elevados durante el embarazo, lo que hace que el receptor GPER1 sea aún más capaz de suprimir la señalización del interferón en la placenta y el feto en desarrollo.

Los investigadores aún no entienden cómo protege este receptor, aunque sospechan que hay otros mecanismos desencadenados por él, aunque han comprobado que:

"Si desactivamos la vía de GPER1, incluso las infecciones maternas normalmente benignas (como la gripe) causarán ahora importantes problemas de desarrollo fetal".

El profesor Heaton afirma que lo bueno de que este sistema se concentre en torno al bebé es que protege al feto de la inflamación, mientras que permite que el resto de los tejidos de la madre estén más capacitados para utilizar el interferón en la batalla contra el virus.

Los investigadores van a seguir estudiando si una posible "hiperactivación" de la vía GPER1 serviría para proteger el desarrollo del bebé en el embarazo cuando la madre se contagia con el virus.

Vía | Escuela de Medicina dela Universidad de Duke

Fotos | iStock

En Bebés y Más | El bebé de Huesca que dio positivo en Covid al nacer no está infectado, pero sí tiene anticuerpos, Los síntomas de Covid en embarazadas pueden durar hasta más de dos meses, Las embarazadas con Covid-19 tienen menos posibilidades de mostrar síntomas, pero podrían necesitar cuidados intensivos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio