Compartir
Publicidad
Publicidad

Diario de mi embarazo: últimas semanas en plena ola de calor

Diario de mi embarazo: últimas semanas en plena ola de calor
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Como ya os comenté en el post anterior, mis noches de verano están siendo bastante moviditas.

Hasta he abandonado algunas noches la cama conyugal para dejar allí a mi marido y a mi hija de dos años (que inevitablemente se pasa todas las noches a nuestra cama) para escaparme a dormir al sofá, todito para mi y bajo el aire del ventilador.

Las demás embarazadas me comprenderán perfectamente y coincidirán conmigo en que pasar esta ola de calor con tripón en pleno agosto, más que un acto de amor es toda una odisea y prueba de valentía.

Nos cansamos el doble o el triple, y más aún si hay otro hijo que cuidar, sudamos como chivos, se nos hinchan las piernas que parecen pesar una tonelada cada una, los pies parecen dos balones de fútbol, los tobillos desaparecen y caminas como un pato. Exageraciones aparte, esas son más o menos los síntomas de una embarazada en pleno agosto. Especialmente para las que pasamos el umbral de la semana 34 y entramos ya en la recta final, tanto del embarazo como de nuestras limitaciones físicas.

Estoy segura que después de esta ola de calor, muchas madres como yo que planean en algún momento tener otro bebé (bastante lejano en lo que a mí respecta), intentarán calcular mejor la fecha de parto para que las últimas semanas no les toquen en verano.

Aunque esto es “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”. Mi primera hija nació en agosto de hace dos años, cuando no hacía precisamente frío como se podrán imaginar y ahora me veo en la misma situación, muerta de calor y a punto de parir.

En conclusión, que siempre nos quejamos y al final cuando le vemos la carita al bebé nos olvidamos del tremendo calor que hacía ese verano, de las piernas hinchadas, de los pies como balones, de los dolores de parto…

Todo lo malo (mejor dicho, lo no tan bueno) se olvida. ¿O no es así?

Más información | Babysitio (Días de calor durante el embarazo) En Bebés y más | Diario de mi embarazo: noches moviditas en la semana 31

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos