Compartir
Publicidad
Publicidad

Confiar en tu médico

Confiar en tu médico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ginecólogo tiene un importante papel durante el embarazo, vigila tu salud y la de tu hijo, algo fundamental que debes mejorar a través de una buena comunicación con él. Es muy importante tener una relación de confianza mutua con el ginecólogo aunque no siempre sea posible, pero debemos pensar que este profesional, vela en todo momento por la salud de la madre y la del futuro bebé y que cualquier decisión que tome, va a ser positiva para ambos. Por esta razón, haz todo lo posible por tener un ginecólogo que te proporcione seguridad y confianza

Una vez al mes, debes acudir a la consulta del tocólogo y la primera visita, debe hacerse cuanto antes, ya que el primer trimestre es el más importante y delicado de la gestación. Te preguntará cuando fue la última regla para así calcular la fecha probable del parto, rellenará una ficha con los antecedentes de las enfermedades que hayas tenido o de algún familiar. Si hubiera habido embarazos anteriores, abortos o partos, intervenciones quirúrgicas, hábitos en tu salud, tu higiene y alimentación, en fin, todo lo que pudiera de alguna manera afectar a tu embarazo. Por eso es importante que confíes en él a modo de confesor, ya que en ello puede ir el bienestar de ambos.

Después te pesará y comprobará tu tensión arterial y solicitará los primeros análisis de orina y sangre para poder determinar el grupo sanguíneo, el Rh, el número de glóbulos rojos, el nivel de glucosa y la sensibilidad que puedas presentar hacia algunas enfermedades infecciosas como la toxoplasmosis, la hepatitis B y C, la rubéola, etc.

tocologo.jpg
Muchos médicos realizan una exploración vaginal para comprobar el estado del cuello uterino y también una citología, en el caso de que no hayas hecho ninguna durante el último año. Se pedirá la primera ecografía y un screenig, éste es un análisis específico de sangre que mide las probabilidades que tiene el feto de padecer alguna alteración cromosómica.

Tu tocólogo te aconsejará que pautas de sueño debes llevar, la alimentación adecuada, el ejercicio más recomendable e incluso te hablará sobre las relaciones sexuales durante la gestación. Él será tu guía y tu ayuda para poder llevar a buen término el embarazo, por esta razón, no debes saltarte ninguna revisión durante todo el periodo. Pero también es muy recomendable que el futuro papé acuda junto a ti, ya que su colaboración es importante, puede hacer preguntas que a ti, por tu estado de nervios se te pasen por alto. Y seguimos remarcando, es muy importante la elaboración de un meticuloso historial médico para que el embarazo llegue a buen término.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos