Compartir
Publicidad

Calor y embarazo: cómo dormir bien sin aire acondicionado en las noches de verano

Calor y embarazo: cómo dormir bien sin aire acondicionado en las noches de verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tu sueño puede verse afectado durante el embarazo, especialmente durante el tercer trimestre cuando se combinan varios factores que te impiden dormir bien, como no encontrar una posición cómoda por el tamaño de la barriga y tener que levantarte con frecuencia para ir al baño. Encima en verano, se suma otro factor a la ecuación del mal dormir en el embarazo: el calor.

Si no tienes aire acondicionado en la habitación, dormir en las noches de verano cuando las temperaturas aprietan puede volverse un auténtico infierno. Te damos algunos consejos para que puedas dormir lo más fresca posible.

Consejos para dormir sin aire acondicionado en verano:

El ventilador, tu mejor amigo

dormir-embarazada-sin-aire-acondicionado

La temperatura ideal para dormir es alrededor de los veinte grados, pero una casa sin refrigeración en pleno verano difícilmente alcance esos valores. Si no tienes aire acondicionado, el ventilador pasará a ser tu mejor compañero, así que consigue uno potente con un buen flujo de aire y colócalo a la altura de la cama a la hora de dormir.

Un truco para enfriar el aire: coloca un recipiente con hielos delante del ventilador. Durará lo que tarden los hielos en derretirse, así que cuando más grandes sean, mejor.

Duerme con las ventanas abiertas

Siempre que sea seguro, duerme con la ventana de la habitación abierta. Y mejor aún si duermes con la puerta abierta y abres otras ventanas de la casa, para que así circule mejor el aire.

Enfría almohadas y sábanas

dormir-calor-embarazo

Hay quienes meten la almohada y las sábanas dentro del congelador o del frigorífico envuelta en una bolsa durante unas horas antes de irse a la cama. El problema es que la nevera deberá ser lo suficientemente grande o la almohada demasiado pequeña, pero si queréis probarlo no perdéis nada.

Mantén la casa fresca

Durante el día, procura que la casa esté lo más fresca posible, así por la noche la temperatura será más confortable. Abre las ventanas a primera hora para ventilar, pero cuando el calor empiece a apretar ciérralas un poco y baja las persianas.

Una ducha antes de dormir

Antes de meterte en la cama, date una ducha y mójate el pelo. Pese a que el agua fría puede ser en lo primero que pensemos, según el Instituto Biológico de la Salud es peor el remedio que la enfermedad. La ducha fría provoca un choque término momentáneo que reactiva el gasto energético produciendo más calor corporal.

Como no queremos aumentar el calor, se recomienda entonces una ducha con agua templada para dormir más a gusto.

Una bolsa de agua fría

calor-embarazo-dormir-verano

Puedes utilizar la bolsa de agua caliente que utilizas en invierno para calentarte los pies, pero colocándole dentro agua fría y algunos hielos. Mantener algunas partes del cuerpo fresquitas como tobillos, pies y muñecas te ayudará a dormir mejor.

Fuera el búnker de almohadas

Si estás embarazada, es posible que hayas construido un búnker de almohadas en tu cama. Si es así, reduce la cantidad de almohadas y cojines al mínimo para dormir confortable.

Ropa de dormir ligera

Cuanta menos ropa uses para dormir, mejor. Elige ropa de algodón o lino ligera y transpirable, y evita los tejidos sintéticos. Procura que las sábanas sean también de algodón o lino, lo más frescas posibles, y que tu colchón esté colocado de lado de verano, si tiene esa opción.

Cenas ligeras y refrescantes

Evita las cenas copiosas que dificultan la digestión, así como bebidas estimulantes, con gas, azucaradas o café. Elige alimentos refrescantes como gazpacho, frutas y verduras y olvídate de los fritos y los picantes.

No vayas a acostarte inmediatamente después de la cena para prevenir la acidez. No queremos más fuego por dentro.

Agua fresca

dormir-calor-embarazo

Llévate un vaso con agua fresca tamaño XXL a la mesita de noche. Así podrás hidratarte durante la noche y reponer el líquido perdido por la sudoración sin necesidad de levantarte. Eso sí, si bebés mucho, te hará ir más al baño durante la noche.

Esperamos que estos consejos fresquitos te sirvan para dormir mejor en las noches de verano si estás embarazada y no tienes aire acondicionado en casa.

Fotos | iStockphoto, PCHere
En Bebés y más | Insomnio en el embarazo: ¿por qué no puedo dormir?, Embarazo e insomnio: consejos para conciliar el sueño por trimestres, Cómo sobrevivir a estos calores en el embarazo: siete consejos fresquitos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio