Compartir
Publicidad

Proponen llamar a los niños "criaturas" para evitar un lenguaje sexista

Proponen llamar a los niños "criaturas" para evitar un lenguaje sexista
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Conselleria de Sanidad del Gobierno de Valencia ha elaborado una guía breve para el uso no sexista del lenguaje con indicaciones para que los trabajadores se dirijan a los pacientes en el ámbito sanitario.

Proponen que en lugar de niños, término que suele usarse para dirigirse indistintamente a niños y niñas, se utilice "criaturas, infancia, menores o niñez" para evitar un lenguaje sexista.

La introducción del tríptico de seis páginas repartido entre el personal de hospitales y centros de salud de toda la autonomía, explica el motivo de la iniciativa:

"Se suele justificar un uso del masculino diciendo que es genérico y abarca ambos géneros, pero el principio de "economía lingüística" y por razones de estilo, pues se suele relacionar un lenguaje no sexista con las dobles formas (por ej. ciudadanos y ciudadanas) pero eso es un tópico falso.

Por este motivo es necesario realizar cambios en el lenguaje que utilizamos de forma habitual para que pueda nombrar a las mujeres que son atendidas en los servicios sanitarios o en el entorno laboral para que se hagan visibles y contribuya a definirlas como personas con identidad propia y no supeditada al genérico masculino, evitando así adjudicarles estereotipos de género".

Entre las palabras y expresiones que propone sean modificados para evitar sus connotaciones sexistas está eliminar el artículo femenino seguido de un sustantivo masculino, como por ejemplo "la médico" o "la presidente", que es un error gramatical. En cambio, sugiere dirigirse a ellas como "la jefa de servicio" o "la directora médica", por ejemplo.

También propone referirse como "personas mayores" en lugar de decir "los ancianos", o "las personas enfermas" en lugar de "los enfermos" para evitar el masculino genérico. Así, sugiere también referirse a "doctores" y "enfermeros" como "personal médico" o de "enfermería", respectivamente.

Una guía que levanta polémica

manual

El escritor Arturo Pérez-Reverte fue uno de los más críticos con los promotores del manual, a quienes llamó "tontos y tontas".

Por su parte, la socialista Carmen Montón, impulsora del manual surgido de la Unidad de Igualdad de la Conselleria de Sanidad, respondió al escritor con estas palabras:

También Javier Fumero, desde su blog en El Confidencial Digital, criticó la inicitaiva recordando una propuesta similar impulsada por la Asociación Médica Británica.

Esta recomendaba a los médicos no referirse a las embarazadas utilizando la expresión “expectant mothers” sino la de “pregnant people” con el objetivo de incluir también a los transexuales que podrían quedar embarazados.

La igualdad no pasa por dejar de llamarlos niños

Los mismo sucede con innumerables términos que utilizamos a diario en nuestra vida cotidiana. Si tenemos hijos de ambos sexos, para referirnos a todos (da igual el número que sean), decimos "mis hijos", pero según el manual deberían llamarse "descendencia".

Para referirnos al padre y a la madre de Juancito, decimos los padres de Juancito, y nos referiríamos de la misma manera si se tratase de dos hombres. Si fueran dos mujeres, diríamos las madres de Juancito. Y lo mismo sucede cuando hablamos de niños de forma genérica. Queremos decir niños y niñas.

¿Creéis que es necesario realizar esta distinción lingüística para referirse a los niños? ¿Llamarías "criaturas" o "menores" a los niños para evitar terminología sexista? Creo que evitar el sexismo no pasa por cómo llamemos a los niños, sino en cómo les eduquemos en igualdad para que sean libres, abiertos, respetuosos y tolerantes.

Foto | Pixabay
Vía | El Confidencial
En Bebés y más | ¿Puede un niño de cuatro años ser sexista?, Separar a niños y niñas en los colegios: el sexismo llevado a las aulas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos