Compartir
Publicidad
Publicidad

"La escuela actual no atiende la diversidad de estilos de aprendizaje". Entrevista a Laura Reyes Quintela, innovadora educativa

"La escuela actual no atiende la diversidad de estilos de aprendizaje". Entrevista a Laura Reyes Quintela, innovadora educativa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comenzamos hoy una serie de entrevistas en las que vamos a hablar, complementando la vuelta a las clases, del colegio ideal y de los cambios que se proponen para mejorar el sistema educactivo. Hoy hablaremos con la innovadora educativa Laura Reyes, una de las responsables de un espacio infantil lúdico-educativo en Santiago llamado Luscofusco.

Hablaremos en esta vuelta al cole con psicólogas, maestras, profesoras de instituto, innovadoras educativas y directoras de escuelas alternativas. Espero que disfrutéis con esta investigación y de las opiniones de personas que han comenzado a tomar acciones para llevar el cambio educativo a la realidad.

Laura Reyes Quintela es madre, educadora social, gerontóloga social, estudiante de Psicología y Pedagogía Blanca, madre y viajera. Después de viajar por el mundo y vivir en Canarias, Italia, Costa Rica y Estados Unidos ha vuelto a su tierra natal, Galicia, donde junto a Lorena e Irupé ha hecho realidad su sueño de poner en marcha un espacio infantil cuyo motor es el respeto los niños y a sus ritmos, intereses, motivaciones y emociones: Luscofusco.

¿Cómo seria la escuela ideal?

Cuando una empresa diseña un servicio o un producto lo enfoca hacia una clientela potencial. Investiga para saber cuales son sus intereses, necesidades, características para llegar así mejor a ellos y al fin y al cabo que el resultado sea satisfactorio. Sin embargo la escuela no es así.

Para mi una escuela ideal seria, una escuela abierta al mundo y al medio en el que esta integrada y por supuesto cercana a la naturaleza. Debería fomentar una gran participación e implicación de los padres y madres, donde exista una estrecha relación con las familias y con una metodología activa e innovadora. Donde se atienda a la diversidad en un ambiente agradable para favorecer los aprendizajes.

La escuela ideal es plural, diversa, crítica, investigadora y coeducadora y ante todo un lugar donde se fomente la interacción, la cooperación y la solidaridad entre todos los miembros que componen la comunidad educativa.

¿La escuela respeta la diversidad de estilos de aprendizaje?

El sistema escolar intenta homogeneizar cada clase agrupando a alumnos y alumnas de la misma edad.

Una situación estándar solo puede ser de forma excepcional óptima para todos y todas, porque no tienen el mismo nivel de desarrollo, los mismos conocimientos previos, la misma relación con el conocimiento, los mismos intereses, los mismos medios, la misma forma de aprender, la misma lección, las mismas tareas, la distribución del aula, el trabajo individualizado.

La escuela actual no atiende para nada la diversidad en los diferentes estilos de aprendizaje.

¿En que falla fundamentalmente el sistema educativo?

Como ya comenté en la pregunta anterior, tal y como está diseñado, el sistema persigue la homogeneidad en el alumnado. Esto quiere decir que pretende que todos y todas aprendamos lo mismo, de la misma manera y al mismo tiempo.

Es bien sabido que eso no funciona, que cada uno de nosotros y nosotras somos diferentes. Y es esa diversidad la que hay que respetar y atender.

Si a esto le sumamos la ratio, las instalaciones y las presiones por conseguir unos objetivos a toda costa de la manera más fácil y rápida, se convierte en una bomba de relojería.

¿Qué ofrecen las nuevas tecnologías al aprendizaje?

La escuela no puede pasar por alto lo que esta pasando en el mundo y en pleno siglo XXI nuestros alumnos y alumnas manejan las TIC, en algunos casos mejor que nosotros. Por lo que el deber de todo docente es integrarse en el universo de sus alumnos y alumnas.

Utilizar las TIC como recurso en educación es imprescindible. Hoy en día la información está toda ahí.

Otra cosa es formar en nuevas tecnologías a nuestro alumnado, para ello tenemos que desarrollar en ellos y ellas diversas competencias como: la opinión, el sentido critico, el pensamiento hipotético y deductivo, las facultades de observación y de investigación, la imaginación, la capacidad de memorizar y clasificar, la lectura y el análisis de textos e imágenes, la representación de las redes, desafíos y estrategias de comunicación.

¿Sentar a los niños en su silla delante de su pupitre y tenerlos escribiendo tanto es realmente indispensable para que aprendan? Y volviendo a ello, ¿es natural y sano que los niños pasen tantas horas sentados y con actividades dirigidas?

No, en absoluto, es ir contra natura.

Los niños aprenden a través del movimiento, de experimentar, de vivirlo y sentirlo. Así es como se emocionan y así es como se consigue que el aprendizaje sea significativo. Si no les dejamos hacer esto, se pierde algo en el camino.

La otra razón es que hay niños y niñas más movidos que otros, otros más introvertidos o más extrovertidos. Pretender que se queden todos quietos, con o sin más compañeros en la misma mesa es obligarles a ser una persona que no son. Y eso puede incluso crearles un conflicto interior.

Mañana seguiremos hablando con Laura Reyes sobre la innovación educativa y como lograr los cambios que nos acercarían al colegio ideal.

Más información | Luscofusco En Bebés y más | Propuestas para cambiar la Educación: la conciencia del propio poder, Propuestas para cambiar la Educación: educar emprendedores, Propuestas para cambiar la Educación: aprender sin fichas , Propuestas para cambiar la Educación: no usar libros de texto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos