Compartir
Publicidad

La calidad del sueño

La calidad del sueño
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hay una serie de factores que mejoran la calidad del sueño del bebé, estas medidas son muy fáciles de cumplir y ayudan muchísimo a nuestro hijo.

La temperatura de la habitación donde duerme tu bebé debe rondar los 18- 20 grados, esta es la temperatura adecuada para su sueño. Debemos vigilar que la atmósfera del cuarto no sea demasiado seca, una las principales causas de esta sequedad es la calefacción, por tanto, si es necesario, debemos instalar el aparato humidificador.

El bebé necesita tener una libertad de movimientos que le permita cambiar de postura, por lo que no es aconsejable sujetarle las sabanas para que así no se destape. Calor y frío perjudican el sueño del bebé, no se debe abrigar demasiado aunque el miedo a que se destape y se enfríe es latente, entonces, lo más recomendable es ponerle un pijama gordito y no usar la mantita. Las cenas también influyen en su sueño, cenar demasiado ligero le ayuda a despertarse por la noche por culpa del hambre, por el contrario, una cena muy copiosa entorpece la digestión y perturba su sueño.

También ayuda mucho evitar siestas muy largas o tardías. Un consejo que dan muchos pediatras es sacar de paseo al bebé todos los días, sea la época que sea, menos cuando haya nieve o haga mucho viento. Un buen paseo al aire libre, abrigándolo bien, es siempre muy beneficioso para el sueño.

La rutina también ayuda a su sueño, acostarle y levantarle siempre a la misma hora es una manera de habituar y adaptar su reloj biológico. Uno de los riesgos que corren la mayoría de los padres es pasearlo con el cochecito o mecerlo, ya sea entre los brazos o en la cuna para que se duerma. Esto no es bueno para él, ya que lo que debemos intentar es darle facilidades para que aprenda a dormirse solo y sea una acto natural.

Cansarlo forzadamente para que así duerma por la noche es un error, ya que en realidad, no conciliará bien el sueño y entonces al día siguiente estará más irritable y más nervioso. Lo mejor es evitar los juegos que le exciten demasiado antes de la hora que tienes fijada para irse a dormir.

Más información | Crianza natural Más información | Kidshealth En Bebés y más | Diferenciar el día de la noche En Bebés y más | Dormir con los hijos: ¿bueno o malo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos