Compartir
Publicidad

¡Hola cuchara!: primeras papillas de fruta

¡Hola cuchara!: primeras papillas de fruta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Entre el cuarto y el sexto mes, el bebé necesita reforzar su alimentación incorporando las vitaminas y fibras de las frutas como complemento de la lactancia. Unos días antes de empezar a darle la papilla es conveniente ofrecerle al bebé una cuchara para que se familiarice con ella y vaya sabiendo de qué va el asunto.

La primer comida es generalmente un puré de fruta, que al comienzo son plátano, manzana, pera y pulpa de naranja. Es importante que las frutas estén bien limpias, sin cáscara ni corazón y que el triturado quede bien fino para que al bebé le resulte agradable y sobre todo, para que no se ahogue con algún trozo. También es fundamental probar primero con las frutas por separado para comprobar que no generan una reacción alérgica. Luego sí se pueden combinar las frutas, pero no se pueden incorporar nuevas hasta el año. Una sabrosa opción es incorporarle un par de cucharadas de cereales a la papilla que, antes de los seis meses, deben ser sin glúten y luego pueden ser de diversos sabores recomendados de acuerdo a la edad del bebé.

Hay que tenerles mucha paciencia en este primer encuentro con la cuchara ya que es un paso básico en su relación con la comida. Seguramente intentará tocar el puré, lo escupirá o se lo refregará por la cara. Incluso es probable que al darle la papilla en la boca no haga nada o sólo coma (o sea, realmente trague) una o dos cucharadas ya que el único mecanismo que conoce el bebé es el de succión y necesita practicar cómo tomar la comida de la cuchara y tragarla.

Que quede claro que el bebé manda y que debe ser una experiencia positiva y agradable, por eso si ves que todavía no está preparado para dar este paso tan importante, vuelve a intentarlo más adelante.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos