Publicidad

"Mételos al agua o llévalos afuera", el consejo viral para calmar a bebés y niños que miles de padres afirman es infalible

"Mételos al agua o llévalos afuera", el consejo viral para calmar a bebés y niños que miles de padres afirman es infalible
Sin comentarios

Todos hemos estado en ese momento: nuestro hijo, ya sea un bebé o un niño pequeño, está pasando por un momento difícil en el que no importa lo que hagamos, no logra calmarse o dejar de llorar. Este particularmente es un tema que a muchos padres les preocupa y para el cual hay miles de consejos que podemos seguir.

Pero de acuerdo con una publicación viral, hay un consejo infalible (y muy simple) que nos puede ayudar a calmar a nuestros hijos cuando están pasando por ese tipo de momentos: darles un baño o salir un poco de casa al aire libre.

Publicado en la página de Facebook The Motherhood Project, el consejo es en realidad el consejo de una abuela, que lo dijo a su hija cuando su nieto aún tenía semanas de haber nacido y ella le llamó desesperada porque su bebé no dejaba de llorar.

El consejo de la abuela fue simple: mételo al agua o llévalo afuera. Y tomando en cuenta los estudios que hemos compartido acerca de los beneficios de la naturaleza en los niños, y el efecto relajante de un baño, tiene mucho sentido.

"Mételos al agua o llévalos afuera". Fue el primero consejo útil de crianza que tuve. "¿Duerme cuando el bebé duerme?" Creo que la palabra correcta para esa joya es paparrucha. Pero esto en particular me ha salvado muchas veces.

No recuerdo qué edad tenía mi hijo cuando llamé a mi madre llorando, porque no lograba que él dejara de hacerlo, pero su edad probablemente aún se medía en semanas. Quizás días.

"Nada está funcionando, no sé qué más hacer", lloré. "No tiene hambre, no tiene sueño y no está mojado". "Prueba a darle un baño", me sugirió ella. "O envuélvelo y llévalo fuera de casa a que tome un poco de aire fresco. Siempre digo que los lleven afuera o los metan al agua, y usualmente su mal humor desaparece".

Funcionó ese día, y ha funcionado muchas veces desde entonces. Hemos tenido que tomar baños a las 10 de la mañana, he caminado por el frente de nuestra casa con un bebé en brazos a las dos de la madrugada. Y hoy, a las cinco de la tarde, cuando mis hijos estaban discutiendo otra vez desde que llegaron de la escuela y yo estaba a punto de perder la paciencia, decidí bañar a uno y enviar al otro al patio trasero, y ahora los tres sobreviviremos hasta que papá llegue a casa. Casi nueve años después, ese consejo aún funciona.

No puedo darte consejos acerca de rutinas del sueño o alimentación, ni de juguetes inspirados en Montessori. No sé lo que haremos cuando llegue TikTok y Snapchat a casa en los próximos años. Pero cuando ellos estén pasando por un mal momento sin un motivo aparente, llévalos afuera o mételos al agua.

Ah, y funciona en los adultos también.

La publicación se volvió viral, pues no solamente ha sido compartida más de 103.000 veces, sino que se ha llenado de comentarios de padres y madres que afirman que hacer esto siempre funciona con sus hijos:

"Por instinto yo llevé a mi bebé afuera la primera vez que ella tuvo uno de esos momentos, la calmó al instante y ha funcionado cada vez desde entonces. Ella tiene ahora dos años y medio. Yo también lo encuentro reconfortante y amo lo relajante que puede ser un baño. Me pregunto si si esta es una forma de volver a centrarnos", comenta una madre.

"Lo del agua no siempre ha funcionado en mis tres hijos, pero el llevarlos afuera, incluso a media noche, ha ayudado a calmar a un bebé que llora desesperadamente", explican en uno de los comentarios.

"Mi hijo tenía cólico del lactante y lloraba por seis horas o más al día, todos los días. En una ocasión, yo no me había bañado y él no me dejaba soltarle, así que lo metí conmigo a la ducha y dejó de llorar. Fue como magia. Comencé a usar la ducha para calmarle en momentos de mal humor y actualmente a sus cinco meses de edad lo sigo haciendo", cuenta otra.

Incluso algunas madres de niños con necesidades sensoriales especiales, como los que tienen autismo, también comentaron que tomar un baño o salir de casa es algo que les ayuda a tranquilizarse cuando tienen algún episodio en el que no logran calmarse.

Así que la próxima vez que tus hijos estén pasando por uno de esos momentos difíciles en los que no logran calmarse, prueba a cambiar de ambiente, ya sea con un baño o saliendo de casa para tomar un poco de aire fresco.

Foto | iStock
Vía | Motherly
En Bebés y más | ¿Tu hijo explota por todo? Diez consejos para empatizar y ayudarle

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio