Compartir
Publicidad

No más rabietas en la caja del súper: el Reino Unido prohibirá colocar dulces a la salida de los supermercados

No más rabietas en la caja del súper: el Reino Unido prohibirá colocar dulces a la salida de los supermercados
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el Reino Unido se han puesto serios con el tema de la obesidad infantil y no es para menos: uno de cada tres niños ya tiene sobrepeso u obesidad cuando acaba la primaria y, a este ritmo, tres cuartas partes de los hombres y un tercio de las mujeres tendrán sobrepeso para 2030.

Entre las medidas propuestas está la de eliminar esas murallas de dulces y snacks que colocan los supermercados al lado de la caja y que convierten casi en misión imposible que los niños salgan sin alguna chuchería en la mano. No más peleas en la caja del súper.

Todos contra la obesidad

Las nuevas medidas responden a un enfoque colectivo contra la obesidad. Tan grave es el problema que se habla del "nuevo tabaquismo" por las graves consecuencias que tienen los malos hábitos alimentarios para la salud de la población. Y es cosa de todos ponerle fin: autoridades, colegios, familias y, también la industria.

Es un reconocimiento a las dificultades que tienen los padres a la hora de inculcar hábitos saludables en los niños cuando todo está en tu contra: supermercados llenos de productos no saludables colocados estratégicamente, publicidad de comida basura a todas horas, ambiente obesogénico que hace que tu hijo sea el raro si come bien, alto precio de la comida saludable...

¿Qué se va a hacer?

Las medidas que se pondrán en marcha tras un período de consulta por parte de padres y organizaciones implicadas son:

  • Supermercados: Prohibido exhibir alimentos poco saludables en las cajas, en los extremos de los pasillos y en las entradas de las tiendas. No podrá haber promociones de 2x1 para los productos con alto contenido de grasa, azúcar y sal.
  • Publicidad: Nuevas restricciones a la publicidad de alimentos poco saludables para los niños en la televisión e internet, que podrían incluir la prohibición de emitirlos antes de las 21 horas.
  • Restaurantes y comida preparada: Tendrán que especificar las calorías y la composición de la comida que ofrecen para que las familias sepan qué están comiendo exactamente.
  • Bebidas energéticas: Prohibición de la venta de estas bebidas con alto contenido en azúcar y cafeína para los menores de 18 años.
  • Correr en el cole: Los profesores animarán a los niños de primaria a correr una milla diaria (1,6 kilómetros), dentro de la recomendación de hacer una hora de ejercicio al día.

"Es casi imposible proteger a los niños de la exposición a alimentos poco saludables. Los padres están pidiendo ayuda y es nuestro trabajo darles poder para tomar decisiones más saludables y hacer sus vidas más fáciles al hacerlo", ha explicado el ministro británico de salud, Jeremy Hunt.

El problema, en cifras

Este endurecimiento de las medidas contenidas en el Plan Infantil contra la Obesidad que se puso en marcha hace dos años viene determinado por el aumento constante de las cifras de sobrepeso y obesidad y la falta de apoyo de la industria a las medidas gubernamentales.

El Reino Unido ocupa el tercer peor puesto de Europa en obesidad infantil: el 22% de los niños tienen sobrepeso cuando empiezan el colegio con cuatro o cinco años y, para cuando acaban la primaria, la cifra asciende al 34%. Además, uno de cada 25 niños de 10 u 11 años tiene obesidad severa.

En términos económicos, la obesidad infantil tiene un coste de 30.000 millones de euros, que se van en tratar enfermedades relacionadas con la obesidad como la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

El precio de los alimentos

Y hablando de dinero, numerosas organizaciones de familias ya han alzado la voz para denunciar lo carísimo que sale comer sano en el Reino Unido: "¿Cómo puede ser que salga más barato un paquete gigante de barras de chocolate Mars que un puñado de fresas o de uvas?", denuncia en su web la activista en contra de la pobreza infantil Jack Monroe.

En España tampoco estamos para relajarnos con este tema. De hecho, los últimos datos (2015-17) de la iniciativa de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos sitúa, junto con Italia, Chipre, España, Grecia, Malta y San Marino en la cúspide de los países con más obesidad infantil (entre el 18% y el 21% de los niños).

Medidas como las de prohibir colocar dulces a la salida de los supermercados se lo ponen un poco más fácil a las familias a la hora de luchar contra este problema que requiere un enfoque global.

Vía BBC

En Bebés y más La OCU exige una regulación específica de la publicidad de alimentos infantiles como medida para luchar contra la obesidad, La mayoría de los niños estadounidenses menores de dos años consumen demasiados azúcares añadidos, ¿y por casa cómo andamos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio