Compartir
Publicidad
Publicidad

Menú semanal para niños de cinco a seis años

Menú semanal para niños de cinco a seis años
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Terminamos con este artículo nuestro Especial Alimentación Infantil en Bebés y más y lo hacemos con el último de nuestros menús orientativos, refiriéndonos ahora a los niños de entre cinco y seis años.

A esta edad los niños ya pueden comer de todo, siempre poniendo atención a algunas medidas básicas en cuanto a su nutrición. Se aconseja que tomen medio litro de leche al día, sea esta materna o de animal, en líquido o añadida a los alimentos en las diferentes prepaaciones, incluyéndose los quesos, que seguirán siendo, prioritariamente, poco salados, poco curados y con poca grasa.

Los niños deben basar su alimentación en las frutas y verduras, combinadas con buenas fuentes de proteínas (sean animales o vegetales, de las que hay una excelente proporción en las legumbres), hidratos (preferiblemente integrales y poco refinados).

Proteína, energía, fibra y vitaminas deben estar presentes a diario y ser combinadas, dejando en una mínima expresión los aportes en azúcar, cacao, bollería industrial, grasass saturadas y sal.

Los postres, lácteos y bollos deberán ser, preferiblemente caseros y hechos con harina y azúcar integral. En ellos, como en todos los alimentos, la grasa que usaremos será el aceite de oliva virgen.

Una correcta educación en la alimentación incluye, además, costumbres necesarias como lavarse las manos antes y después de comer y cepillarse adecuadamente los dientes.

Las bebidas gaseosas y los zumos, especialmente industriales, no son adecuados para la dieta diaria infantil y hay que poner atención para ofrecer agua como bebida a todo momento. No nos cansaremos de señalar lo importante que es el agua en la alimentación infantil.

Una buena nutrición deberá ser acompañada con comidas felices, en las que la familia se comunique y disfruten juntos de la compra, preparación de los alimentos y de su ingesta, mejor sin la tele puesta y sin regañinas.

Las cantidades deben ser adecuadas al apetito del niño y nunca presionarlo para que se coma todo o se termine el plato, confiando en su cuerpo y sin obsesionarse si algún alimento en concreto no es de su agrado. Lo que importa es que se alimente de forma equilibrada y desarrolle buenas pautas de nutrición, no que se cebe, rebañe el plato o coma absolutamente de todo. Una de las ideas importantes es que la alimentación sana es un valor que previene la obesidad infantil.

Con esto terminamos nuestro Especial de Alimentación Infantil de Bebés y más, en el que, además de los menús, os hemos hablado de nutrición, costumbres sanas en la mesa, ideas para integrar a los pequeños en la cocina, la importancia de la comida en familia, y os hemos ofrecido recetas que podéis ofrecerle a los niños adaptadas a cada edad. Ahora, a disfrutar comiendo.

En Bebés y más | Especial Alimentación infantil: recetas para niños a partir de tres años (I),(II), Menú semanal para niños de cuatro a cinco años, Especial Alimentación Infantil: recomendaciones generales para una alimentación infantil sana (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos