Compartir
Publicidad
La OCU exige una regulación específica de la publicidad de alimentos infantiles como medida para luchar contra la obesidad
Nutrición Infantil

La OCU exige una regulación específica de la publicidad de alimentos infantiles como medida para luchar contra la obesidad

Publicidad
Publicidad

La cifra de niños y adolescentes obesos en el mundo se ha multiplicado por 10 en los últimos 40 años, y la OMS viene alertando de este grave problema desde hace ya tiempo. Según la Organización de Consumidores (OCU), en España uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso, y aunque detrás de muchos casos se esconden hábitos de vida sedentarios, en otros se debe a una mala alimentación y un consumo elevado de azúcar.

La OCU ha realizado un estudio sobre la publicidad de los alimentos infantiles y cómo ésta puede afectar en la decisión de compra de las familias. Por eso, exige una ley que regule este tipo de publicidad, de manera que aquellos alimentos poco saludables y que no cumplan con los criterios de la OMS no puedan anunciarse en los medios.

Publicidad de alimentos infantiles regulada

La OCU ha realizado una encuesta a 634 personas sobre la influencia de la publicidad entre los menores, y los resultados son realmente preocupantes pues el 59% de los padres encuestados reconoce que sus hijos influyen en las decisiones de compra de los hogares.

El tipo de publicidad, los dibujos de los envases y los regalos que se ofertan con algunos productos llaman mucho la atención de los niños que, sin ser conscientes de si el alimento que están viendo es saludable o no, piden a sus padres que se lo compren.

niña comiendo dulces

Es por ello, que la OCU ha exigido una regulación específica para la publicidad de alimentos infantiles basada en las recomendaciones de la OMS, y pide a las autoridades lo siguiente:

  • Que se establezca una normativa que impida la publicidad infantil en productos con perfiles nutricionales inadecuados.

  • Que los criterios de estos perfiles nutricionales sean exigentes en línea con las recomendaciones de la OMS.

  • Que se impida que las marcas con productos cuyo perfil nutricional sea poco sano realicen campañas de promoción de hábitos saludables.

La OCU considera que si hubiera una ley que obligara a cumplir una serie de parámetros mínimos para anunciarse, la mayoría de los productos dirigidos a los niños no podría anunciarse en los medios ya que superan los parámteros nutricionales aconsejados por la OMS.

En España no hay leyes que regulen la publicidad infantil, por eso la organización de consumidores considera que "ha llegado el momento de establecer una legislación que limite claramente los mensajes publicitarios de productos que no tienen el perfil nutricional adecuado".

Pero la publicidad no lo es todo

No cabe duda de que la publicidad nos infuye a todos a la hora de comprar, pero especialmente a los niños, a los que resulta fácil atraer con pegadizas canciones, divertidos dibujos o regalos originales.

Sin embargo, los padres somos quienes tenemos la última palabra y un niño no debería influir jamás en la cesta de la compra, y mucho menos cuando se trata de su alimentación y su salud.

Por eso, con independencia de la publicidad, los adutos debemos tener claro cómo llenar nuestra despensa y qué podemos hacer para evitar el consumo excesivo de azúcar en la dieta de nuestros hijos y en la nuestra propia:

verduras

En este tipo de comidas suele ser más fácil y rápido caer en alimentos procesados o con exceso de azúcar o grasas. Eliminemos los zumos envasados, cereales y yogures con alto contenido en azúcar o bollería industrial, y sustituyamoslo por fruta fresca, bocadillos o snacks saludables.

desayunos
  • Implicar a los niños en la cocina ya que según los estudios, los niños que ven a sus padres cocinar durante más tiempo en casa toman decisiones más saludables a la hora de escoger sus propios alimentos.

  • Comer en familia también es muy importante ya que nos permite no sólo compartir el tiempo y ponernos al día de nuestra jornada, sino disfrutar de la comida, educar con el ejemplo y olvidarnos de las prisas, que tanta influencia negativa tienen a la hora de alimentarmos de forma saludable.

comida en familia
Por tanto, nos sumamos a la petición de la OCU para una publicidad de alimentos infantiles regulada, aunque sin olvidarnos nunca de que los últimos responsables de la alimentación de nuestros hijos somos los padres.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos