Publicidad

Convertirse en padres mejora los hábitos alimenticios: la llegada de los hijos aumenta la compra de productos frescos

Convertirse en padres mejora los hábitos alimenticios: la llegada de los hijos aumenta la compra de productos frescos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando estamos esperando un bebé, padres y madres solemos comenzar a buscar información que nos ayude a prepararnos para esta nueva faceta que está por comenzar, y entre esa búsqueda, se encuentra la alimentación adecuada de bebés y niños.

Sin embargo, esto no solamente favorecerá al bebé, sino también a nosotros, pues de acuerdo con un estudio reciente, tras la llegada de los hijos aumenta la compra de productos frescos, mejorando así los hábitos alimenticios de los padres.

Publicado en el Journal of Nutrition Education and Behavior, el estudio analizó los hábitos de compra de más de 508 parejas que entre 2007 y 2015 se convirtieron en padres, para llevar un seguimiento del presupuesto de comestibles para determinar el consumo de frutas, verduras, productos frescos, productos enlatados, productos congelados y productos con otro tipo de almacenamiento.

De acuerdo con el análisis, tener un hijo aumentaba el porcentaje del presupuesto de cada familia para los productos frescos: si anteriormente dedicaban en promedio un 10% de éste, posterior a la llegada de los hijos aumentaba al 12%.

La compra de frutas y verduras había aumentado después de tener hijos, y de estos dos, la fruta fresca era la que más consumían después de convertirse en padres. En relación a las otras categorías, como productos enlatados o congelados, no hubo ningún cambio.

"A pesar de que las preferencias alimentarias de los adultos se consideran relativamente estables, eventos importantes en la vida, como convertirse en padres, podrían servir como una señal para realizar cambios de comportamiento", comenta Betsy Q. Cliff, una de las autoras del estudio.

De acuerdo con los autores del estudio, este cambio hacia hábitos más saludables tras la llegada de los hijos podría ser una oportunidad para crear programas educativos de nutrición, que vayan enfocados a aumentar el consumo de productos frescos en las familias.

Tal como lo hemos mencionado en diversas ocasiones, la llegada de los hijos llega a cambiar por completo nuestras vidas, y con esto podemos comprobar una vez más, que tienen un efecto positivo en nuestro bienestar general, pues nos ayudan a revalorar nuestros hábitos y a buscar ser mejores cada día.

Foto | Pexels
Vía | Eurekalert

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir