Compartir
Publicidad
31 ideas para aprender divirtiéndose en agosto, ¡es muy fácil!
Actividades para bebés y niños

31 ideas para aprender divirtiéndose en agosto, ¡es muy fácil!

Publicidad
Publicidad

¿Tenéis la suerte de empezar las vacaciones en agosto? ¿Os preocupa qué hacer con los niños? Os vamos a dar 31 ideas para que los pequeños aprendan divirtiéndose en verano, porque el tiempo libre en familia ofrece muchas posibilidades de disfrute, porque tenemos que buscar actividades para que los niños no se aburran y además les estimulen.

En la playa o en la montaña, en casa o al aire libre, tenemos una oportunidad de pasar más tiempo con nuestros hijos y habrá tiempo para todo. De modo que aquí os dejamos 31 propuestas, una para cada día del mes (seguro que repetís) para que los peques sigan aprendiendo, más allá de los deberes.

Lenguaje oral y escrito

  • Leed cuentos, contad cuentos, inventad historias, resumid vuestras películas favoritas... Dejar de leer en verano es una mala idea.

  • Escribir un diario de verano: más visual si el niño es pequeño, con más texto si ya sabe escribir, dejar plasmados en papel los mejores momentos de las vacaciones es una gran idea.

  • Haced juntos la lista de la compra e ir al supermercado, lo cual no sólo hará que los niños se fijen en la escritura sino que se sientan responsables e implicados en las tareas familiares, que aprendan sobre comida saludable...

  • Contad cómo ha ido el día, lo que más nos ha gustado del fin de semana... Hablar, escuchar comprender, son "ejercicios" sencillos pero indispensables.

  • Reconoced letras en carteles, etiquetas, revistas, televisión... Se puede hacer en cualquier lugar, ya que vivimos rodeados de lenguaje escrito. Los más mayorcitos ya leerán textos más largos.

Para aprender los números

  • Cuenta, ordena y clasifica sus juguetes, su ropa, las conchas que recojamos en la playa, los artículos en la cesta de la compra...
  • Fijaos en los números de las matrículas, de los precios en las etiquetas...
  • Podemos utilizar el metro para medir a todos los miembros d ella familia, distintos objetos en casa, sus juguetes...
  • No descartemos tampoco los juegos de mesa, desde los más clásicos a los más innovadores, para distintas edades.

Motricidad y sentidos

  • Manipula aquellos objetos nuevos para los peques: juguetes de playa, frutas (nuevos sabores)...
  • Haced castillos en la arena ¡y disfrutad destruyéndolos!
  • Caminad, corred, saltad descalzos por la arena.
  • Elabora una caja sensorial de la playa, para estimular los sentidos y la imaginación.
  • Los juegos de construcción de encajar piezas ayudan al desarrollo de la coordinación visual y manual de los pequeños.
  • Elaborad puzzles, los hay de muchos tipos y para cualquier edad.
  • Relajándonos con masajes. Los beneficios de los masajes infantiles son múltiples, pero los niños también pueden darnos un (más o menos) relajante masaje a los papás.
  • Cocinad con los niños, todo un aprendizaje y no solo para el paladar. Los más pequeños pueden ayudar en tareas sencillas como mezclar ingredientes, aliñar... y los mayores se convertirá en los creadores de sus propios platos originales.
  • Haz excursiones cuando el calor no apriete: campo, playa, montaña, pueblos... las posibilidades de nuestro entorno son infinitas y podemos ir andando o en bicicleta. Anotad lo que más os guste: a la vista, al tacto, al olor, los sonidos...
Verano en familia

Que no pare la música

  • Escuchad y cantad canciones, desde las más infantiles y clásicas a los últimos éxitos.
  • Bailad la música que más os inspire.
  • La música relajante es ideal para la siesta o por la noche. ¿Y qué tal acompañada de un suave masaje?
  • ¿Qué se oye en una caracola? ¿Cómo suenan las olas del mar? Explorad los sonidos del verano.
  • Jugad a reconocer en la música clásica más sugerente para niños los pájaros, el mar, los animales...

Expresión corporal

  • Existen muchos juegos de movimiento en los que hacemos ejercicio, corremos, saltamos, imitamos animales...
  • Bailando también se hace ejercicio y hay muchas más razones para mover el esqueleto con nuestros hijos.
  • Convertirnos en actores, imitando animales y personajes divertidos: un astronauta, un pirata, un superhéroe, una serpiente, un dinosaurio...
  • El yoga para niños y para mayores hará que nos relajemos en cuerpo y mente, explorando nuevas posturas corporales.

Plástica

  • Realiza manualidades de todo tipo, con objetos que tengamos en casa, reciclando, plastilina... Desde aviones de papel a cuadros de legumbres, las posibilidades son infinitas.
  • Visita un museo (¡o varios!), ya que estos pueden ser muy divertidos con los peques. También podemos buscar las pinturas más famosas por internet.
  • Permite que el niño sea todo un artista fotógrafo, si no tiene su propia cámara infantil podemos dejarle la nuestra, con ayuda podrá sacar sus primeras fotografías.
  • Dibujad vuestros mejores momentos del verano para crear un álbum inolvidable.

Esperamos que estas 31 ideas para aprender divirtiéndose en verano os hagan pasar muy buenos momentos en familia, todos los días del mes y varias veces cada jornada, ya que como veis son actividades perfectamente combinables. ¡Feliz agosto!

Fotos | iStock
En Bebes y más | Aprender jugando este verano sin que se aburran, Deberes para el verano: las inspiradoras tareas de un profesor italiano que todos deberíamos hacer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos