Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Todas las respuestas que un experto te dará sobre tus dudas del contacto piel con piel

Todas las respuestas que un experto te dará sobre tus dudas del contacto piel con piel
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
image
image
image

Hospital Universitario La Moraleja

Hospital Universitario La Zarzuela

Hospital CIMA Barcelona

Todo es bienestar para el bebé antes de nacer: durante nueve meses sus necesidades están cubiertas dentro del vientre de su madre, aislado del mundo, como en una burbuja. Al abandonar el útero materno, sin embargo, queda expuesto bruscamente a una serie de estímulos intensos desconocidos y deja de sentir a su madre envolviéndole con su voz y con su cuerpo. Es, precisamente, en esos instantes cuando el recién nacido necesita el contacto íntimo con su progenitora para recuperar, de nuevo, el equilibrio.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el contacto piel con piel entre madre e hijo nada más nacer, siempre que la salud del bebé lo permita. Con Cristina Pérez Villalta, matrona del Hospital CIMA Barcelona, charlamos sobre esta técnica no del todo respetada o cumplida en todos los hospitales españoles, que a veces genera dudas y que, a su juicio, solo tiene ventajas.

¿Cuáles son los principales beneficios del contacto entre madre e hijo nada más nacer?

En primer lugar, ayuda a establecer el vínculo entre la madre y el bebé, pues este ejerce una estimulación sobre la madre que induce el comportamiento maternal y de protección. Aumenta el éxito de la lactancia materna y calma al bebé, que lleva nueve meses dentro del vientre de su madre y ahora lo separan. Además, favorece la regulación de la frecuencia respiratoria, cardiaca y de la temperatura del bebé, que en las primeras horas fuera del útero materno no tiene ajustados los mecanismos de regulación de la temperatura corporal.

El contacto piel con piel debería ser obligatorio, salvo las madres que rehúsen a él, aunque en muchos casos suelen hacerlo porque desconocen las ventajas

¿Por qué, a diferencia de los de Sanitas, en otros hospitales se llega a incumplir la recomendación de que la madre y el bebé no sean separados, salvo si es estrictamente necesario?

Creo que esta recomendación sigue sin respetarse ampliamente porque aún no está demasiado protocolizado que, nada más producirse el alumbramiento, hay que realizar inmediatamente los primeros cuidados postnatales.

¿Hay riesgo para el bebé por el hecho de esperar unos minutos para aplicar esos cuidados?

No existe ningún riesgo, siempre y cuando el bebé nazca sano. El test de Apgar, una primera valoración que se le hace al bebé nada más nacer para detectar posibles problemas de manera rápida, se puede hacer perfectamente manteniendo el contacto piel con piel. Si todo está bien, se puede esperar a realizar el resto de cuidados postnatales protocolizados.

Hospital Cima Tu Parto

Los beneficios del contacto piel con piel están demostrados, pero ¿esta práctica implica riesgos? Se han descrito algunos casos de apneas y muertes súbitas en el momento del contacto madre-bebé.

No hay nada que temer. Obviamente, si oprimes al bebé contra tu pecho -él no tiene todavía la capacidad de levantar la cabeza- u obstruyes sus vías nasales, puede presentarse algún problema, pero la causa no es el contacto piel con piel. Hay que aplicar el sentido común: estar pendiente del recién nacido, vigilarle para cerciorarnos de que todo está bien. Si no puede hacerlo la madre porque está muy cansada o adormilada, puede hacerlo la pareja o un familiar.

¿Cómo puede una mujer que próximamente vaya a dar a luz asegurarse de que va a poder disfrutar del contacto inmediato con su bebé, si no hay complicaciones?

Lo primero que debería hacer la gestante es conocer los protocolos del hospital en el que tiene previsto dar a luz y saber qué política sigue respecto al contacto piel con piel. Una vez elegido el centro, debe especificar este deseo en el plan de parto. Ya en el hospital para dar a luz, también tendrá que indicar a la matrona que la acompañará que quiere que le coloquen al niño en su pecho nada más alumbrarlo.

¿Los bebés nacidos por cesárea también tendrían que quedarse en contacto piel con piel con la madre?

Sí, pero muchas veces es difícil por la infraestructura de quirófano y la posición de la mujer por la cesárea. Si no se puede en ese momento, debe iniciarse lo antes posible en cuanto se finalice la intervención. Mientras tanto, puede hacerse el piel con piel con el padre del recién nacido.

¿Es un derecho de la mujer y del bebé?

Esta práctica debería ser obligatoria, salvo las madres que rehúsen a ella, aunque en muchos casos suelen hacerlo porque desconocen las ventajas. El recién nacido es un ser absolutamente desprotegido y no tiene nada que ver para él que le posen sobre el pecho de su madre a que lo coloquen en una cuna. Desde luego, es el mejor regalo que una madre puede hacer a su hijo nada más traerlo al mundo.

Fotos: iStock | SbytovaMN | Nata_Snow

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos