Compartir
Publicidad
Un controvertido estudio demuestra que los síntomas del 'bebé sacudido' podrían suceder en ausencia de maltrato
Ser Padres

Un controvertido estudio demuestra que los síntomas del 'bebé sacudido' podrían suceder en ausencia de maltrato

Publicidad
Publicidad

Hay estudios que demuestran que el llanto del bebé es el sonido más insoportable que existe. Si es así es por una razón muy clara: los bebés tienen unas necesidades básicas que no pueden satisfacer, así que para reclamar que lo hagamos nosotros, lloran de manera que no haya posibilidad de que no lo hagamos.

El problema es que este llanto tan intenso, y sobre todo cuando los bebés lloran mucho (a veces porque tienen reflujo, alergia o los llamados cólicos del bebé), muchos padres y madres pierden la paciencia y los acaban sacudiendo enérgicamente a riesgo de producir el síndrome del bebé sacudido.

Este síndrome provoca unos síntomas tan claros que normalmente, cuando se ven, se considera culpables a los padres y los servicios sociales entran a valorar el caso y a actuar con premura para evitar el maltrato. Sin embargo, parece que no todo será tan fácil a partir de ahora, y es que un controvertido estudio demuestra que los síntomas clásicos del 'bebé sacudido' podrían suceder en ausencia de maltrato.

Cuáles son los síntomas del síndrome del bebé sacudido

Se le conoce también como síndrome del bebé zarandeado y actualmente como traumatismo cerebral por maltrato, y contempla todas las consecuencias que puede sufrir un bebé después de ser sacudido por su padre o por su madre. Pueden ser desde una leve conmoción cerebral a lesiones en la cabeza y cuello que acaben por producir afectaciones para toda la vida o incluso la muerte al bebé.

Este síndrome es la causa principal de muerte en los casos por traumatismo craneoencefálico por maltrato, y se calcula que en Estados Unidos se dan entre 1.200 y 1.400 casos de niños con lesiones o muerte por este motivo.

Cuando es más prevalente es en el primer año y la edad media son los nueve meses de vida del bebé. Mientras es sacudido, no teniendo fuerza suficiente para sostener su cabeza, el cerebro del bebé se mueve hacia adelante y atrás dentro del cráneo pudiendo producirse lesiones oculares, daño cerebral, daño en la médula espinal, retraso del desarrollo y un largo etcétera derivado de todas las posibles lesiones en un cerebro aún inmaduro.

En los casos severos, cuando hay inflamación del cerebro, hemorragia en la superficie cerebral y sangrado detrás de la retina, los casos pasan a los tribunales que, con la mera presencia de estos tres síntomas, considera culpable al padre o a la madre (o a la persona acusada).

Es decir, hasta ahora, esta triada de síntomas se consideraban característicos del síndrome del bebé sacudido, y en cuanto se veían se consideraba que ese bebé había sido maltratado.

Algunos padres condenados por el síndrome del bebé sacudido podrían ser inocentes

2269224643 1036e3b46c B

Sin embargo, una revisión de estudios al respecto está a punto de revelar algo sorprendente al respecto y que da lugar a esta sorprendente afirmación: algunos padres condenados de haber maltratado a sus bebés podrían ser inocentes.

Un equipo de investigadores de Suecia ha analizado 3.700 estudios de abusos con traumatismos cerebrales para quedarse finalmente con cerca de 1.000, que eran relevantes porque los bebés presentaban la triada de síntomas asociada al maltrato. De esos se quedaron con 30 que estaban bien diseñados y así fueron deshojando la margarita hasta quedarse con los dos estudios que contienen la evidencia sobre esos tres síntomas en ausencia de otras lesiones (en otros estudios había más síntomas asociados y ya no tenía por qué considerarse síndrome del bebé sacudido).

Lo que vieron es que esos dos estudios no aportaban evidencia científica suficiente que demostrara que la inflamación cerebral, hemorragia y sangrado tras la retina sucedían solo después de zarandear al bebé. De este modo, los investigadores concluyeron que al ver estos síntomas, decir que ese bebé ha sido maltratado podría ser un error.

Y entonces, ¿qué otras causas podrían provocar esos síntomas?

Es la pregunta del millón, y sin embargo los investigadores no entraron a analizar esto. Algunos estudios, según leemos en New Scientist, sugieren que la triada de síntomas podría suceder después de alguna caída o incluso en un bebé pequeño después de un parto vaginal complejo que le provocara un sangrado cerebral.

Esto, claro, hizo saltar las alarmas de entidades como la Academia Americana de Pediatría (AAP), la Sociedad de Radiología Pediátrica en los EE.UU. y la Sociedad Europea de Radiología Pediátrica (ESPR), que solicitaron a la SBU, que es la agencia sueca que llevó a cabo el estudio, que les mostraran el análisis de los estudios antes de publicarlo. La agencia alegó que tenía expertos que ya lo habían hecho y que no era oportuno volver a revisarlo antes de su publicación.

Y es que, de igual modo que podría haber adultos condenados sin ser culpables en realidad, a partir de ahora podría suceder la situación contraria: que no pudiéndose probar el traumatismo craneal por maltrato, muchos adultos queden libres de cargos al no haber testigos que puedan testificar a favor del bebé.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Cuando tu bebé llora tanto que estás a punto de perder la razón, En el síndrome del bebé sacudido el número de mujeres culpables es igual al de hombres, Revisión bibliográfica sobre el Síndrome del bebé zarandeado o sacudido

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos