Compartir
Publicidad

¿Qué hace tu hijo a las dos de la madrugada? Una cámara de seguridad grabó lo que hace este niño de seis años: todo lo que sus padres le prohíben durante el día

¿Qué hace tu hijo a las dos de la madrugada? Una cámara de seguridad grabó lo que hace este niño de seis años: todo lo que sus padres le prohíben durante el día
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dylan, de seis años, ha hecho reír a muchas personas que han visto el vídeo grabado por una cámara de seguridad colocada en el salón de su casa.

A las dos de la madrugada, cuando la mayoría de los niños de su edad duermen plácidamente, él aprovecha para hacer todo lo que sus padres le prohíben durante el día. Se lo puede ver divirtiéndose a lo grande mientras el resto de la familia duerme.

Cody Wray, un padre de Florida, se encontró con una sorpresa al revisar el vídeo de seguridad de su casa: a su hijo de seis años haciendo travesuras en el salón. Dylan les había contado a sus padres que a veces se despertaba en la madrugaba, aunque no les había dicho lo que hacía.

“Cuando encontré el video, no podía decidir qué hacer: si castigarlo por brincar en el sillón o si abrazarlo porque verlo en acción es una de las sorpresas más divertidas que he tenido”, dijo el padre.

Tenía prohibido saltar en el sofá

A priori, las imágenes pueden resultar graciosas: un niño corriendo, saltando en el sofá, dando volteretas, jugando con las luces... (no, no es un episodio de sonambulismo) y en el fondo da mucha pena. Lo hace plenamente consciente, es su momento de libertad, el momento del día en el que hace todo aquello que sus padres le tienen prohibido hacer durante el día. Es triste que un niño tenga que levantarse de madrugada para actuar como un niño, cuando nadie pueda verlo ni regañarle.

Cuando nos convertimos en padres autoritarios corremos el riesgo de que nuestros hijos acaben haciendo aquello que les prohibimos, pero a escondidas. Solemos caemos en el error de pensar que un niño bien educado es aquel que obedece continuamente a sus padres, pero ese sometimiento acaba muchas veces en el engaño o la mentira por parte del niño.

Sus padres le tenían prohibido saltar en el sofá y él vio la oportunidad de romper las reglas. Porque a esa hora podía ser el niño que es sin que nadie lo reprimiera. Muchas veces nos preguntamos si realmente les dejamos ser niños. Los niños juegan, saltan, necesitan libertad de movimientos y cierta flexibilidad para poder explorar sus propios límites.

Es cierto que allí estamos los padres para guiarlos, pero a veces les prohibimos hacer cosas más por nuestra propia conveniencia que porque realmente su conducta sea reprobable. Sin duda, el vídeo nos da que pensar.

Fotos | Cody Wray (Facebook)
Vía | Little things
En Bebés y más | '¿Bailamos?', un corto que da para pensar: ¿dejamos a los niños ser niños?, Los siete consejos definitivos para educar a tus hijos (según los psicólogos de Harvard)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos