Sigue a Bebesymas

ninyo_ninya.jpg

Cuando la mamá está embarazada, intenta imaginarse como será su hijo, si será niño o niña y en el momento en que ya saben los padres cual es el sexo de su bebé, ya se empiezan a marcar diferencias que posteriormente se desarrollarán en la evolución y comportamiento del niñ@.

¿Qué hace que sean diferentes niños y niñas?, ¿la educación o la biología?, ambas cosas, pero la educación posee una poderosa influencia. Los niños pasan por varias etapas en las cuales se va desarrollando su identidad sexual, y esta, queda ya definida a partir de los 5 años.

Existen diferencias entre ambos sexos en cuanto al aprendizaje y desarrollo, si nos fijamos, veremos que las niñas aprenden antes el lenguaje y lo utilizan mucho mejor que los niños, en cuanto a los niños, poseen una orientación espacial mucho más marcada. Estas diferencias están marcadas por la evolución de nuestra especie, la forma en que utilizamos el cerebro y las hormonas.

El sexo femenino utiliza con mucha más frecuencia los dos hemisferios del cerebro, que comportan el pensamiento y las emociones, mientras que el sexo masculino utiliza uno u otro según que problema deba solucionar.

En cuanto a la influencia cultural, nuestra sociedad diferencia ambos sexos con todo, el servicio, la ropa, el deporte, etc. Se ha demostrado que existen diferencias en el trato del recién nacido dependiendo del sexo al que pertenezca, si es niña recibe más mimos, y a los niños se les trata más como a muchachotes.

La verdad es que son diferentes pero no mejores ni peores, es por esto que no debemos emplear una educación sexista, aunque es difícil educar en igualdad, debemos esforzarnos educando a nuestro hijo sobre todo a ser persona y que los referentes sean masculinos y femeninos.

Más información | Mujer.terra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios