Síguenos

educacion_vial2.jpg

Desde hace ya algunos años, a muchos colegios asiste un agente municipal que enseña a los niños las normas básicas de educación vial. Los profesores aseguran que es una experiencia muy positiva, pues los niños se involucran y se divierten mucho.

Muchos padres piensan que con 5 años, aún son demasiado pequeños para aprender, pero la realidad es distinta, hasta los 7 años los niños son especialmente receptivos a la hora de aprender cosas nuevas, y la seguridad vial es un tema tan importante, que cuanto antes lo aprendan mejor. Igual que los enseñamos les peligros de entrar sin protección en la piscina, debemos enseñarles los peligros de la vía urbana.

Con 5 años son pequeños para aprender normas complicadas de educación vial, pero no para asimilar unas nociones básicas que les serán muy útiles, como por ejemplo, reconocer su entorno habitual, su domicilio, su colegio, el domicilio de los familiares más cercanos, etc.

El agente que acude a la escuela a impartir la clase de educación vial, les enseñará las normas básicas de circulación, los colores y el significado de ellos en un semáforo, la utilidad de un paso de cebra, a que hay que mirar a ambos lados antes de cruzar, les explicará que tienen que ir por la calle caminando, sin correr ni saltar.

educacion_vial.jpg
Algo más complicado, pero que por las formas de las señales y los dibujos podrán aprender también, es a diferenciar las distintas normas que indican peligro, prohibición, obligación…

Esta enseñanza la aprenden mediante juegos y en ocasiones, para reforzar lo aprendido, dan un paseo por los alrededores del colegio para aplicarlo sobre el terreno.

Si tu hijo no tiene esta posibilidad en el colegio, debéis hacerlo los papás, siempre intentando que se diviertan mientras les explicamos las normas, hablarles y hacerles participes de la decisión que hay que tomar, por ejemplo, ¿que nos indica el color que ilumina el semáforo?, si se equivoca, se lo volvemos a explicar y si lo ha aprendido, le estimulará que le felicites.

Además, la Dirección General de Tráfico, ofrece un servicio en internet para que los peques aprendan y se lo pasen pipa.

Y una vez más, recordar que los padres somos sus modelos, así que nunca debemos dejar de dar ejemplo a nuestros hijos, por mucha prisa que tengamos, jamás debemos saltarnos un semáforo en rojo, está comprobado que esto hará más difícil su aprendizaje y así reducir el riesgo de accidente.

Más información | Consumer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios