Sigue a Bebesymas

viajar-bebes-coche

La hora de dormir de los bebés suele ser complicada para muchos padres que, tratando de encontrar un método que funcione relativamente rápido, acaban probando mil técnicas entre las que se encuentran los brazos, los masajes, el ruido blanco, las nanas, un paseo en el cochecito por casa o un paseo por la calle con el coche y el niño en la sillita.

Muchos padres acaban con la última opción por aquello de “el coche lo deja frito” pero esta técnica conlleva un problema, que supone un gasto en gasolina. Un estudio británico ha querido cuantificar el gasto y ha concluido dos cosas: que dormir al bebé en el coche es realmente perjudicial para nuestra cartera y que las mujeres gastan menos con este sistema que los hombres.

Para hacer el estudio se han encuestado a más de 1.000 padres y un 56% reconoce que dormir al bebé en el coche, conduciendo hasta que cae rendido, es una de sus técnicas favoritas. Además, gracias a la encuesta sabemos que la hora a la que salen la mayoría de padres a pasear al niño es a las 21 horas de la tarde-noche y que el paseo tiene una duración media de 29 minutos.

Los hombres están más tiempo y gastan más

Cuando son los papás los que bajan al niño a dormir al coche recorren una media de 2.900 kilómetros durante el primer año. Las mujeres, en cambio, necesitan únicamente 1.380 kilómetros para lograr el mismo objetivo, menos de la mitad. A la hora de contabilizar el gasto en gasolina se estima que con este sistema se puede gastar entre 250 y 350 euros en ese primer año de vida del niño, dinero destinado únicamente a pasear al niño para conseguir que se duerma.

Yo no sé vosotros, pero de todas las técnicas yo diría que es la peor de todas. No la he llevado a cabo nunca porque en mi caso (en mis tres casos, de hecho), es meter al niño en el coche y empezar a llorar como si hubiera visto a Rajoy, pero aún cuando sirviera para el propósito, menudo palo tener que bajar al coche para dar vueltas por la ciudad. No puedo entender que al 56% de los padres les encante esta táctica.

El tipo de sillita tiene que ver

Además de preguntar acerca del tiempo que tardan en dormirse y el tiempo que pasan los padres dando vueltas han querido averiguar también si el tipo de sillita en que se queda el niño tiene que ver con el tiempo que tarda en dormirse y han constatado que una silla que sea cómoda para el niño puede llegar a reducir hasta en diez los minutos necesarios para que Morfeo se lleve a nuestro hijo al mundo de los sueños.

Vía | Autocasion
Foto | treehouse 1977 en Flickr
En Bebés y más | El método para dormir de Tracy Hogg: una alternativa a tener en cuenta si estás a punto de hacer el método Estivill (I), Carlos González habla sobre los niños que lloran al ponerlos a dormir, Los bebés deberían dormir en la cama de mamá al menos hasta los tres años

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios