Sigue a

ChildBrain

Los padres sabemos que es importante dedicar suficiente tiempo a estar con nuestros hijos, jugar, hacer actividades juntos del día a día, darles cariño y hablarles, es muy importante. Pues bien he leído una noticia que no hace más que reforzar eso que los padres naturalmente ya sabemos.

Según estudios realizados por especialistas en Nueva Zelanda el tiempo que dedicamos a nuestros hijos sobretodo en los tres primeros años de vida favorece el desarrollo del cerebro del niño de una manera adecuada. Los niños que son amados y tienen la oportunidad de explorar el mundo y disfrutar de experiencias positivas se vuelven individuos flexibles, sociables, afectuosos e inteligentes.

Cuando nacemos nuestro cerebro sólo está conectado en un 15%, el 85% restante se va conectando como respuesta a las experiencias vividas principalmente en los primeros tres años de vida.

Estudios han encontrado que los niños que crecen en ambientes caóticos, violentos o en circuntancias de abuso e incluso ignorados, no desarrollan importantes características para ser individuos sociables y esto les crea secuelas que se manifestarán en su vida como adulto.

El mejor regalo que podemos dar a nuestros hijos es compartir con ellos todo el tiempo que podamos.

Vía | Stroller derby
Más información | Scoop

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario