Compartir
Publicidad

Revisiones del niño sano: qué revisan los médicos en los recién nacidos

Revisiones del niño sano: qué revisan los médicos en los recién nacidos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya comentamos, las revisiones del niño sano son necesarias para prevenir y detectar posibles enfermedades que pueda tener en el niño. Sin ellas, hay problemas que pasarían por alto y podrían afectar su desarrollo.

Tras el nacimiento del bebé y los primeros chequeos en el hospital, toca la primera revisión en el centro de salud, que se realiza entre el quinto y el décimo día después de nacer. Os contamos qué revisan los médicos en los recién nacidos.

Historia clínica

Se abre la historia clínica con:

  • Datos obstétricos de la madre: gestaciones, abortos, etc.
  • Historia del embarazo: deseado, no deseado, feto único o embarazo múltiple, enfermedades, controles, etc.
  • Datos perinatales: semanas de gestación, presentación del bebé, tipo de parto, peso, talla y perímetro cefálico del bebé al nacer, peso al alta hospitalaria, grupo sanguíneo, emisión de meconio, etc.
  • Antecedentes familiares: enfermedades, malformaciones, etc.
  • Factores psicosociales: familia monoparental o no, situación laboral, drogadicción, etc.

Exploración física

La parte más importante de la revisión es la exploración física del recién nacido, donde se hace un chequeo muy similar al que se ha hecho a las 48 horas de nacer.

  • Medidas y peso del bebé: peso, talla y perímetro cefálico con percentiles y registro en las curvas de crecimiento.
  • Piel: si observa el color de la piel (si hay ictericia, palidez, tono grisáceo, etc.) se controla si hay manchas en la piel como angiomas, nevus, etc.
  • Forma del cráneo: se valora la forma del cráneo y se controlan las fontanelas.
  • Ojos: se buscan malformaciones del cristalino, iris, córnea y párpados. Se valora la motilidad ocular, la reacción de las pupilas y reflejo rojo retiniano.
  • Oídos: se realizan pruebas de audición (si sigue la voz de la madre, si reacciona a golpes), se exploran los oídos y se valora la forma de las orejas.
  • Cuello: se valora la forma del cuello y las clavículas, si existen bultos, movilidad...
  • Tórax: se explora la forma del tórax, de las mamás y se realiza una auscultación cardiopulmonar
  • Abdomen: se explora la forma y se realiza una palpación para descartar hernias, se inspecciona el ombligo
  • Genitales: en los niños se examina el pene (tamaño, forma), meato uretral y escroto, mientras que en las niñas, el himen, la vulva y el clítoris para detectar posibles malformaciones.
  • Aparato locomotor: valoración de extremidades y caderas (la displasia de cadera es una de las malformaciones de los miembros inferiores más frecuentes en los recién nacidos)
  • Estado neurológico: tono muscular y respuestas neurológicas del recién nacido

Prueba del talón

prueba-del-talón

La segunda prueba del talón se realiza entre el cuarto y el séptimo día de vida, lo cual coincide con la primera revisión del recién nacido en el centro de salud. La primera prueba se realiza a las 48 horas de nacido el bebé.

En España se practica de manera rutinaria y consiste en un pinchazo en el talón para tomar unas gotas de sangre. Esa muestra de sangre se envía al laboratorio a las tres semanas aproximadamente te envían por correo los resultados.

Sirve para detectar hasta 19 alteraciones metabólicas congénitas que aún no manifiestan síntomas, pero que pueden afectar el desarrollo del bebé como hipotiroidismo, hiperplasia suprarenal, hemoglobinopatías, hiperfenilalaninemias y fenilcetonurias.

Lactancia, micción, cuidados, etc...

Después de la exploración física vienen las preguntas a los padres sobre la alimentación, la higiene del bebé, el sueño y aclarar cualquier preocupación que puedan tener.

Se pregunta si se da lactancia materna o artificial, si hay problemas con la técnica o dolor en la madre; se aconseja sobre el baño, la limpieza del ombligo, de los genitales, se pregunta sobre las micciones y las deposiciones del bebé; cómo duerme, si con los padres o en su cuna, posición para dormir (se aconseja la posición boca arriba), etc...

Consejos a los padres

En la visita, los padres reciben o deberían recibir consejos de parte del pediatra o la enfermera sobre buenas prácticas para la salud y el desarrollo del bebé, como por ejemplo:

  • Se recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses
  • Evitar el uso del chupete hasta que la lactancia no esté instaurada
  • Dar paseos diarios para que el bebé reciba vitamina D del sol
  • Prevenir accidentes: vigilar al bebé en el cambiador, en la cama, controlar la temperatura del agua del baño, llevarlo siempre en un sistema de retención en el coche, no tomar líquidos calientes con el niño en brazos, etc.
  • Baño diario
  • Información sobre las vacunas (si no se ha dado en el hospital, se aplica la vacuna contra la hepatitis B)
  • Aclaración de cualquier duda que pudiera surgir.

En general, esta primera revisión la realiza el pediatra junto con la enfermera, y puede que si alguno de los dos lo considera o los padres lo pidan, se realice otra visita optativa a los 15 días de vida.

Como os comentaba, las revisiones del niño sano son fundamentales para prevenir cualquier problema, sobretodo cuando el bebé es tan pequeño. Conocer que revisan los médicos en los recién nacidos te ayudará a prepararte para la primer visita que hagáis al pediatra.

Fotos | erikhuiberts y Monica Arellano-Ongpin en Flickr En Bebés y más | Revisiones del niño sano: para qué sirven, La primera visita del bebé en el centro de salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos