Sigue a

niño_caminado

Mi bebé de 11 meses ha empezado a dar sus pasitos cogido de mis manos. Está en la etapa en que no quiere hacer otra cosa que andar y explorar todo lo que ve a su paso.

Es la época de las caídas, por mucho cuidado que se tenga, suele suceder que el niño reciba un golpe. Un golpe en la cabeza siempre debe ser atendido y vigilado.

Para los pequeños golpes en la cabeza, lo mejor es aplicar hielo envuelto en un pañuelo o comprensas de agua fría sobre la zona durante unos minutos, haciendo pequeños descansos.

Si el golpe es más severo, se debe acudir a un servicio médico para que sea valorado por un profesional. En caso de que el niño sea enviado a casa, hay que estar alerta durante las 24 horas siguientes y estar atentos a los signos de alarma:

  • Que pierda la conciencia: comprobar su nivel de conciencia cada 2 o tres horas. Durante la noche si el niño duerme hay que despertarle para ver si está bien.
  • Comportamiento inusual: observar si el niño está muy irritable o demasiado somnoliento.
  • Movimientos anormales: observar si aparecen movimientos extraños, descoordinación en los movimientos de pies o brazos.
  • Ojos: observar si tiene alguna desviación en la mirada o sus pupilas están de tamaño desigual.

Si presenta dolor de cabeza, vómitos, pérdida de sangre (o de un líquido claro) por la nariz o el oído u otros de los síntomas descritos es necesario acudir urgentemente a un centro hospitalario.

Más información | Padres Ok

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios