Compartir
Publicidad

Prevenir los piojos antes de que aparezcan

Prevenir los piojos antes de que aparezcan
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la vuelta al cole también vuelven los indeseables bichitos a poblar las cabezas de nuestros pequeños. El medio favorece el contagio, por tanto vamos a dar algunos consejos para prevenir los piojos antes de que aparezcan.

Cuando el niño empieza a rascarse la cabeza desesperadamente es que ya se han instalado y hay que aplicar un tratamiento para quitarlos, pero para intentar que eso no suceda tenemos que hacer lo que esté en nuestra mano para evitarlo.

Pelo atado, más controlado

Las niñas con pelo largo, es preferible que lo lleven siempre atado, o bien con una coleta, con dos, o mejor con trenzas apretadas.

El contagio se produce al juntar las cabezas, por tanto llevar el pelo suelo hace más factible que al juntarse con otra melena, los piojos se contagien.

Son muchas las horas que pasan en el colegio junto a otros niños. El piojo no salta de una cabeza a otra, camina, y al juntar dos melenas con pelo suelo pasa de una a otra, por tanto llevar el pelo atado hace que esté más controlado el contagio.

No compartir artículos de peluquería

Me refiero a cepillos, peines, coletas, horquillas, así como tampoco gorras, pañuelos, ni cualquier objeto que se use en la cabeza.

En los vestuarios o en piscinas da lugar a que unos niños usen las cosas de otros, por tanto tenemos que enseñarles a nuestros hijos que hay ciertos artículos de uso personal que no se comparten.

También en el caso de toallas, o de ropa del colegio, es preferible que esté guardado en su mochila en lugar de estar colgada de ganchos junto a la ropa de otros niños.

Que los piojos no suban

Existen productos para prevenir el contagio de piojos como lociones y champúes con repelentes, los hay de diversas marcas y pueden comprarse en el supermercado o en la farmacia.

También podéis encontrar en herbolarios algunos productos naturales que también actúan como repelente, como esencia de árbol de té, esencia de citronella o quassia amara. Podéis añadirlo al desenredante en spray que utilizáis habitualmente para peinar a los niños.

Otro truco de sobra conocido es enjuagar el pelo con una mezcla de una parte de vinagre de manzana y dos de agua. Podéis aplicárselo después de la ducha, sin enjuagar.

La liendrera, infalible

Por último, la mejor prevención es pasar a diario la liendrera después de la ducha, con el pelo mojado y después de haber aplicado suficiente acondicionador.

Es preferible dedicar un poco de tiempo cada día a pasar la liendrera y no dejar de revisar con frecuencia la cabeza de los niños, al menos una vez por semana. Cuando empieza a picar es porque los piojos ya llevan allí bastante tiempo y han soltado su saliva en el cuero cabelludo, que es la que provoca la picazón.

Si pasamos la liendrera a diario podremos detectar el problema desde el inicio evitando que vaya a más. Sólo con deciros que cada hembra adulta es capaz de poner una media de 200 huevos ya os podéis ir dando una idea de la rapidez con la que se extiende.

Espero que estos consejos para prevenir los piojos antes de que aparezcan os sean útiles estos días en los que los piojos no se pierden por nada la vuelta al cole.

Foto | phil wood photo en Flickr En Bebés y más | Prevenir el contagio de piojos en los niños, Piojos: mitos y verdades sobre la pediculosis, Guía práctica contra los piojos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos