Compartir
Publicidad

Por qué los niños deberían ir en el coche a contramarcha hasta al menos los 4 años

Por qué los niños deberían ir en el coche a contramarcha hasta al menos los 4 años
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Y si os dijera que hay una manera más segura de llevar a los niños en el coche? ¿Y si os enterarais ahora que yendo a contramarcha muchos niños que han fallecido en las carreteras podrían haberse salvado? Porque cuando mi primer hijo era pequeño, ahora hace 10 años, nos decían que a partir de los 12 meses o 9 kilos de peso, si mal no recuerdo, ya podían situarse en el coche a favor de la marcha.

Hoy 21 de septiembre, Día Europeo sin Muertes en Carretera, se ha lanzado la campaña Ni un peque más en peligro, que junto al hashtag #yoviajoseguro busca explicar a los padres algo muy importante en términos de seguridad vial: Por qué los niños deberían ir en el coche a contramarcha hasta al menos los 4 años.

Ir a contra marcha salva vidas

Desde la página Ni un peque más en peligro se ha publicado un vídeo cuyo objetivo es el de explicar por qué es más seguro llevar a los niños al revés de como los llevamos normalmente, y además dar respuesta a varias dudas que surgen cuando se realiza esta recomendación:

Como habéis visto, el gran problema de los niños es que la fuerza a la que se ven sometidas sus cabezas cuando hay un accidente es altísima. El motivo de que el riesgo sea elevado es el peso de la cabeza de los pequeños con respecto a sus cuerpos, mucho mayor que en nuestro caso, así como la falta de musculatura en el cuello capaz de contrarestar un impacto frontal con el vehículo.

Como leemos en A contra marcha, un impacto a 50 km/h transforma 1 kg de peso en 32 kg. Si hablamos por ejemplo de un bebé de 9 kg de peso (como se decía en mi época), que podría tener unos 7-8 meses de edad, su cabeza debe pesar unos 2 kg, y estaríamos hablando de que su cuellecito tendría que soportar una fuerza de más de 60 kg, yendo solo a 50 km/h. Si hablamos de ir por una autopista el impacto es más violento y el riesgo para el bebé mucho mayor.

Cinco veces menos riesgo

A contramarcha

Sin embargo, cuando los niños van a contramarcha, y teniendo en cuenta que las colisiones más graves son las frontales y las frontolaterales, la fuerza sobre la cabeza del bebé es mucho menor porque enseguida encuentra un tope, el del respaldo de la silla y después el del asiento delantero.

Además, las cifras no mienten, se calcula que el riesgo para los niños es cinco veces menor si van a contramarcha. Por eso cuando se pregunta "¿Hasta cuándo?" la respuesta es simple: cuanto más tiempo mejor. Por eso se aconseja que sea al menos hasta los cuatro años.

Por cierto, si os preguntáis la edad de los niños de la foto, deciros que en la que veis en portada tenéis a Lorena, de 5 años y 9 meses, y a su hermano de 3 años y 9 meses. En esta última foto tenéis a Keira, de 7 años y medio. Todos ellos son la clara muestra de que incluso pasados los 4 años podrían viajar de un modo mucho más seguro si tuviéramos en cuenta esta recomendación.

Más información | Ni un peque más en peligro
En Bebés y más | Ambas bebés sufrieron el mismo accidente de coche: la que iba en una silla a contramarcha salió ilesa, la otra sufre graves daños, Viajar a contramarcha es más seguro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos