Compartir
Publicidad

Padres que llevan a sus niños por todo al médico (y padres que no los llevan por nada)

Padres que llevan a sus niños por todo al médico (y padres que no los llevan por nada)
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días escuchaba a una madre a la salida del cole comentar que llevaría a su hijo al pediatra a que le vieran dos picaduras que tenía en el brazo. ¿Pero están infectadas o tienen algo?, le preguntaba otra madre. No, pero por si acaso, le pican mucho, contestó la primera.

Yo, que llevo a mis hijas a los controles y poco más, pensaba para mis adentros en la enorme diferencia de criterios que tenemos los padres sobre cuándo debería llevarse al médico a los niños y cuando no. Hay padres que llevan a sus niños por todo al médico y padres que no los llevan por nada.

Desde luego, cuándo llevar el niño al pediatra puede ser una consideración muy subjetiva. Si crees que a tu hijo se le puede infectar una picadura que le pica mucho y llevándolo al médico (si total son cinco minutos) estás evitando una consecuencia mayor, pues bien hecho.

Pero por otro lado, tampoco puedes llevarlo a que le miren dos picaduras por las dudas. Digamos que lo llevas si ves que se han abultado, están rojas o al tocarle le duelen. Cuestión de sentido común.

Yo añadiría haberle echado previamente algún desinfectante en casa sin resultado, pero no me hagais caso que soy muy antimédicos. Todo lo soluciono con unos mimos y mis dos o tres medicamentos "de cabecera", pero eso tampoco es bueno. A veces me arrepiento de no haber ido al médico desde el día uno y listo.

Aún así, sigo asombrándome de las tonterías por las que los padres llevan a sus hijos al pediatra colapsando las salas de espera. Incluso a veces van como una urgencia, cuando realmente no lo es, sin respetar en absoluto a los que hemos pedido cita y llevamos esperando hace más de una hora que atiendan a nuestro hijo.

Pero el mal uso del sistema sanitario no es en realidad de lo que hablo, sino de la falta de criterio de algunos padres, tanto como para ir al médico por todo como por nada, que también es un mal uso.

Ni tanto ni tan poco

Definitivamente, no puedes ir al pediatra por dos picaduras. Puede que me lo dicte mi experiencia como madre de tres, pero yo creo que en el fondo es sentido común, tengas los hijos que tengas.

Pero ojo, que también hay que reconocer cuándo los niños necesitan ser revisados por un profesional sin creernos omnipotentes jugando a ser médicos cuando podemos equivocarnos y ponerles en riesgo.

Otro ejemplo: un catarro común no es necesariamente motivo de consulta, es un cuadro que podemos tratar en casa de forma sencilla, ya que no se curan con medicinas. Salvo que el niño presente síntomas de alarma que nos indiquen que es momento de llevar al niño acatarrado, como dificultad respiratoria, fiebre más de tres días o dolor de oídos. Otra vez, sentido común.

Como todo, creo que en el equilibrio está la respuesta. Ni una cosa ni la otra. Ni siempre en el médico ni tampoco no llevarlos o medicarlos sin saber, porque a la larga podría ser peor.

Saber identificar cuándo llevar al niño al médico y cuándo no es un arte que todos los padres deberían intentar cultivar, en beneficio de todos.

¿Vosotros, en qué bando os situáis? ¿Sois de los padres que llevan a sus niños por todo al médico o de los padres que no los llevan por nada?

Foto | woodleywonderworks en Flickr Más información | Famiped En Bebés y más | Calmar la fiebre antes de tratarla, El niño tiene tos, ¿cuándo ir al pediatra?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos