Obstrucción del lagrimal en los bebés

Sigue a Bebesymas

lagrimal.jpg

Puede que veas que tu bebé tiene constantemente lágrimas en las mejillas aunque no esté llorando y secreción en los ojitos pero sin enrojecimiento, por lo que no se trata de una conjuntivitis.

Se trata de una oclusión del canal lagrimal u obstrucción del canal lacrimonasal en términos médicos. Pueden estar obstruidos los dos o sólo un conducto.

Es un trastorno habitual que suele darse en niños de entre dos y tres meses de vida. En la mayoría de los casos, realizando diariamente un masaje llamado “hidrostático” y con correctas normas higiénicas es suficiente para desobstruirlo. Sino, hay que seguir otro tipo de tratamiento.

La higiene es sumamente importante. Debes lavarle los ojos varias veces al día con una gasita distinta para cada ojo empapada en solución fisiológica.

Conozco el caso de la hija de una amiga que tenía esta oclusión, que afortunadamente se le curó sola, y la madre iba a todos lados con gasitas y solución fisiológica en monodosis para limpiarle los ojitos.

Cuando el bebé nace, los conductos lacrimonasales están cerrados porque las glándulas todavía producen muy poco líquido lacrimal. Es alrededor de los dos o tres meses de vida cuando se abren espontáneamente para permitir el paso de las lágrimas.

El problema surge cuando los canales son muy estrechos y se obstruyen fácilmente o por el mal funcionamiento de la válvula de Hasner encargada del paso de las lágrimas hacia la nariz.

El masaje adecuado, el masaje hidrostático, se realiza con la intención de estimular la apertura de esa válvula.

¿Cómo realizarlo? Ejercer una ligera presión con la punta de un dedo desde el lagrimal hacia la nariz, repitiendo en ambos lados un mínimo de cinco veces al día.

Si a pesar de realizarle estrictamente a tu bebé este tipo de masajes durante unos meses el lagrimal no se ha desbloqueado, debes acudir al oftalmólogo pediatra quien te indicará cuál es el mejor tratamiento a seguir, aunque muchos médicos recomiendan no hacer nada hasta el primer año de vida.

Si el problema persistiera lo más habitual es realizar un sondaje, que es una pequeña intervención muy sencilla sin riesgos ni internación.

Más información | mibebeyyo.com.mx | zonapediatrica.com
En Bebés y más | Detectar la conjuntivitis infantil

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario