Compartir
Publicidad

Moqueo, estornudos, picores, ¿tiene rinitis alérgica?

Moqueo, estornudos, picores, ¿tiene rinitis alérgica?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La primavera es una época del año que se caracteriza por dar luz verde a la rinitis alérgica, dado que se disparan los niveles de polen. Puede que haya niños que repiten, mientras que otros nunca antes mostraron síntomas y se estrenan este año.

Cuando se detecta una alergia, lo suyo es evitar el contacto con el agente que la provoca, pero sabemos que a veces puede ser complicado. ¿Notas que tu hijo moquea, estornuda, le pica la nariz y está siempre congestionado? Te contamos cómo identificar si tiene rinitis alérgica.

Es una alergia muy frecuente en los niños pequeños, e incluso se da en los bebés recién nacidos. Aunque la mayoría de los casos es severa e inofensiva, puede llegar a ser muy molesta.

Síntomas de la rinitis alérgica

Consiste en una inflamación de la piel (mucosa) que recubre por dentro la nariz, lo que provoca una sensación de taponamiento.

Un síntoma de los más evidentes es el de goteo de mucosidad muy clarita, como si fuera una agüilla que le sale de la nariz de forma continua.

Los estornudos repentinos, más frecuentes por la mañana o a última hora de la tarde, cuando los niveles de polen aumentan, y el picor de nariz con necesidad de frotarla constantemente son signos de rinitis alérgica.

A veces el cuadro se acompaña de ojos enrojecidos por la inflamación de la conjuntiva de los ojos, por eso se habla en términos médicos de rinoconjuntivitis alérgica.

¿Qué hacer?

Si identificas en tu hijo estos síntomas, deberías consultar al médico. Puede tratarse de una rinitis alérgica, pero debe ser él quien diagnostique el cuadro, ya que puede confundirse con otros cuadros como por ejemplo, una infección respiratoria.

La mayoría de los casos son leves y no se prescribe tratamiento, a lo sumo antihistamínicos o corticoides, pero siempre recetados por el médico.

A parte de eso, no hay mucho más que se pueda hacer. Intenta evitar el contacto con alergenos como polen, polvo, pelos de animales o cualquier sustancia irritante.

Para dormir, puedes colocar un humidifcador en la habitación para ayudar a que el niño respire mejor y los mocos fluyan. Así tendrá menor sensación de taponamiento al levantarse. Es muy común que los niños con rinitis alérgica respiren por la boca al dormir, lo que provoca también que ronquen.

La mayoría de la rinitis alérgicas se resuelven por sí solas con el paso del tiempo, así que sólo queda tener paciencia y seguir las indicaciones del médico.

Foto | jerrroen en Flickr En Bebés y más | Alergias en los bebés: Rinitis alérgica, Cómo reconocer la alergia infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos