Médicos sin Fronteras reivindica vacunas más baratas para que lleguen a todo el mundo

Síguenos

vacunas

Hoy en día buena parte de la población infantil mundial no recibe la vacunación básica recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y el precio de las vacunas es una de las razones, sobre la que, parece ser, no se pone demasiada atención.

La semana pasada se celebró la Junta Ejecutiva de la OMS y entre otras cuestiones se debatió sobre el proyecto de “Colaboración para la Década de Vacunas”, pero Médicos sin Fronteras señala que existen deficiencias en el documento que guiará a la comunidad internacional en relación con las vacunas durante los próximos años.

Que tantos niños sigan sin estar cubiertos por programas de inmunización tiene, según Médicos sin Fronteras, mucho que ver con que el coste de vacunar a un niño se ha incrementado un 2.700% en los últimos diez años. Por eso no se explican que el plan sobre vacunas para la próxima década no tenga como objetivo reducir los precios.

La razón de este incremento tan elevado en el precio de los “paquetes básicos” de vacunación es que estos paquetes incluyen nuevas vacunas más caras, especialmente dos contra la enfermedad neumocócica y el rotavirus, que juntas representan casi un 75% del precio total de la vacunación de un niño.

Y aunque el elevado precio de las vacunas supone una amenaza considerable para la sostenibilidad de los programas de inmunización, el plan de la OMS no incluye ninguna medida para monitorear los precios.

Entre las medidas propuestas por Médicos sin Fronteras está agilizar la entrada en el mercado de productores emergentes que fomentarían la competencia.

Si el dinero destinado al plan de mejora se va tan solo en comprar las vacunas, quedan otros aspectos importantes sin tocar, como los problemas de hacer llegar a muchas comunidades inaccesibles las vacunas. También habría que abordar la falta de adaptación de muchas vacunas para su uso en los países en desarrollo.

En definitiva, Médicos sin Fronteras muestra su preocupación porque el precio de las vacunas hace que muchos niños estén desprotegidos en el mundo. Y no nos extrañe que, en estos tiempos de crisis galopante, haya más “recortes” que nos afecten en este sentido y se eliminen ciertas vacunas en nuestro entorno (como de hecho ya se está haciendo).

Vía | Médicos sin Fronteras
Foto | Unicef Sverige en Flickr CC
En Bebés y más | Vacunas infantiles

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario