Compartir
Publicidad

Las niñas maltratadas podrían tener más riesgo de ser mujeres obesas

Las niñas maltratadas podrían tener más riesgo de ser mujeres obesas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La obesidad es uno de los problemas de salud más extendidos en la actualidad. No es una enfermedad, pero sí un factor de riesgo para muchas enfermedades (diabetes, hipertensión, problemas cardíacos, etc.), y por ello es una condición física que se está intentando de prevenir y tratar, conociendo las causas y creando programas para educar a la población para que modifique hábitos de alimentación y de actividad física.

Una de las posibles causas de obesidad en las mujeres podría ser, según un estudio reciente, el haber sido maltratadas físicamente de niñas por alguien cercano, siendo el riesgo de ser obesa hasta un 35% mayor que en niñas no maltratadas.

Cómo hicieron el estudio

Para llevar a cabo el estudio, publicado en la revista Obesity Facts, investigadores de la Universidad de Toronto, en Canadá, analizaron 12.590 casos de personas que respondieron a una encuesta de salud comunitaria en el año 2005. De todas las personas estudiadas, 2.787 eran obesas y 976 explicaron que habían sufrido algún tipo de abuso o maltrato físico por parte de alguien cercano en la infancia o en la adolescencia.

Resultados del estudio

Tras ajustar los resultados por edad y por etnia, además de por otros posibles factores de confusión como el estatus socioeconómico o el estado de salud mental, observaron que el abuso físico en la infancia se asociaba con un aumento del 35% de probabilidades de padecer obesidad, cuando se habla de mujeres. Si hablamos de hombres que fueron maltratados de pequeños, esta tendencia no se produce con la misma intensidad, ya que el riesgo de ser obeso en caso de maltrato infantil es un 12% superior.

La relación entre una cosa y otra se explica, según los investigadores, por la depresión y la ansiedad que pueden llegar a sufrir las mujeres que sufrieron abusos físicos durante la infancia. En el caso de los hombres, siendo la causa la misma, explican que no tienen claro por qué existe menos riesgo, pero piensan que podría deberse a la diferencia entre géneros a la hora de buscar mecanismos de adaptación.

En cualquier caso, sea cual sea la razón de que las mujeres lo sufran más que los hombres, lo que está claro es que lo que suceda en la infancia de los niños tiene mucho que ver con el tipo de persona adulta que será. De hecho, lo menos preocupante es que una niña acabe por ser o no obesa. Lo preocupante es que lo sea por arrastrar problemas de depresión y ansiedad desde la infancia, arraigados en su manera de ser y vivir, en su personalidad y en su modo de afrontar la vida, y de solución mucho más difícil que el sobrepeso.

Vía | Europa Press Foto | Sandra Cohen-Rose and Colin Rose en Flickr En Bebés y más | El impacto de la obesidad infantil, peor de lo que se pensaba, Datos sobre la obesidad y el sobrepeso en el mundo, Obesidad infantil: claves para prevenirla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos