Compartir
Publicidad
La marihuana medicinal, una nueva esperanza para tratar las crisis de niños con epilepsia
Salud infantil

La marihuana medicinal, una nueva esperanza para tratar las crisis de niños con epilepsia

Publicidad
Publicidad

La epilepsia es un trastorno que afecta aproximadamente a cinco de cada 1.000 personas, caracterizado por la aparición de un importante número de crisis, así como por la necesidad del uso de diferentes fármacos para el control de dichas crisis.

Hay niños que sufren crisis epilépticas muy frecuentes con episodios varias veces al día sin notar cambios al someterse a tratamientos farmacológicos, que por otro lado dejaban terribles efectos secundarios. Los padres y la ciencia aseguran que la marihuana medicinal ayuda a paliar las crisis convulsivas de los niños con epilepsia cuando los fármacos tradicionales fracasan.

Epilepsia

Entendiendo la epilepsia infantil

La epilepsia infantil es una enfermedad crónica de origen múltiple caracterizada por la presencia de crisis repetidas causadas por la descarga excesiva de un grupo de neuronas cerebrales, asociadas a una gran variedad de manifestaciones clínicas.

Además de esta descarga neuronal, la cual origina la crisis epiléptica, también pueden aparecer otras alteraciones a nivel motor, sensorial, afectivo o incluso cognitivo. Por otro lado, es característico de las epilepsias la aparición de forma repentina e inesperada de las crisis y su tendencia a la repetición.

Podemos clasificar diferentes tipos de epilepsia infantil según según si la crisis se origina en una zona determinada del cerebro o bien dichas descargas afectan a la vez a varias partes del cerebro. Podemos mencionar también cuáles son los principales síndromes epilépticos infantiles.

En cuanto a los tratamientos, teniendo en cuenta las características individuales de cada niño se puede hablar por un lado de un tratamiento psicológico y por otro, de un tratamiento farmacológico, además de tratamiento quirúrgico, según el caso.

Al hablar de cómo la epilepsia influye en el desarrollo del niño. Existen tres factores principales que hacen que los niños que tienen epilepsia vean más comprometidas su rendimiento cognitivo: las consecuencias que vienen derivadas de la propia epilepsia, las alteraciones que podían existir antes de la aparición de las crisis epilépticas y los posibles efectos secundarios producidos por la medicación.

Tres casos y la marihuana como esperanza

Epilepsia

Charlotte

En 2013 salió a la luz el caso de Charlotte Figi, una niña de 6 años con síndrome de Dravet, una forma rara y grave de epilepsia, que se convirtió en la primera persona con derecho a utilizar cannabis con fines medicinales en Colorado, EE.UU.

Había perdido su capacidad de caminar, hablar y comer debido a sus frecuentes crisis cuando sus padres decidieron probar un tipo de marihuana medicinal con bajo contenido de THC. El THC, también conocido como tetrahidrocannabinol, es el agente químico que provoca los efectos psicológicos de la marihuana. Su caso fue tan sonado que dio su nombre al aceite medicinal del cannabis, Charlotte's web .

Abby

Otro caso conocido es el de Abby. Cuando nació vieron señales de que algo no iba bien. No podía ver con su ojo izquierdo y al realizarle una resonancia magnética detectaron que faltaba en su cerebro una parte callosa que conecta ambos hemisferios. También presentaba defectos congénitos y microcefalia, una cabeza más pequeña de lo normal.

La razón de todos estos problemas fue el síndrome de Aicardi, un trastorno genético poco común y sin cura que afecta a cerca de 1.000 personas en los Estados Unidos, casi exclusivamente mujeres.

Abby sufría convulsiones frecuentes, ha llegado a tener dos ataques epilépticos severos al día y los médicos advirtieron que cualquier día algún ataque podría dejarla sin poder respirar y acabar con su vida.

Ante la imposibilidad de tratarla en Florida, donde reside, por los altos costes médicos, y a pesar de lo difícil que resultaría cambiar su residencia, sus padres no se lo pensaron más. Dejaron a sus dos hijas mayores que están cursando sus estudios para irse con Abby a Colorado (EEUU), a probar una terapia con marihuana, donde su venta y uso es legal.

Graciela Elizalde

Otro caso sonado es el de Graciela Elizalde, una niña mexicana de 9 años autorizada para usar la marihuana como tratamiento. Padece una forma grave de epilepsia (hasta 400 episodios de convulsiones diarios) y después de probar sin éxito decenas de tratamientos para combatirla, sus padres iniciaron una lucha para que las autoridades mexicanas autorizaran un tratamiento experimental con un derivado de la marihuana utilizado para tratar a estos pacientes en otros países.

"Nosotros no consumimos marihuana, no somos activistas tampoco, simplemente buscamos un tratamiento para nuestra hija porque estamos desesperados"

El fármaco está elaborado con cannabidiol (CBC), un aceite derivado de la planta cannabis sativa o marihuana, que no tiene efectos psicoactivos y que puede contribuir a paliar los efectos de los espasmos que sufre.

“No se trata de promover el uso de cannabis para tratar enfermedades“, asegura la Dra. Ana Mingorance, Directora de Investigación de Dravet Syndrome Foundation Spain y responsable del encuentro, “sino de evaluar si el cannabidiol purificado podría convertirse en el fármaco que miles de afectados por epilepsias farmacoresistentes esperan”.

Lo que la marihuana puede hacer contra la epilepsia

Abby

No es la primera vez que se relaciona esta hierba con curas a enfermedades como el parkinson, el SIDA, el cáncer y el dolor crónico.

Los síntomas de la epilepsia pueden mitigarse en casos en los que los fármacos no consiguen los resultados esperados, reduciendo los espasmos y aumentando la coordinación verbal. Incluso hay un 2% de los pacientes que han probado la marihuana como medicina que se libran de todos los ataques epilépticos que sufrían antes.

Según se ha publicado en Scientific American, el estudio más grande realizado hasta el momento, demuestra que un medicamento con base de cannabis es eficaz para tratar la epilepsia resistente a otros tratamientos, aunque todavía faltan mucha investigación para despejar los motivos. Los autores del estudio declararon.

"Creo que, basándonos en la evidencia que tenemos, si un niño ha intentado múltiples fármacos que son estándar y la epilepsia sigue siendo grave y disminuye la calidad de vida, entonces los riesgos de probar CBD podrían considerarse entre bajos y modestos, en el mejor de los casos".

Según han declarado los padres de Abby a CNN,

"La marihuana ha erradicado casi por completo los ataques epilépticos severos de Abby. Cuando se fueron de Florida estaba teniendo de dos a cuatro ataques por semana, con una duración de aproximadamente 8 a 12 minutos. En Colorado, ha tenido alrededor de uno por semana y dura sólo unos pocos segundos. Sólo una gota de aceite de marihuana de alto THC marihuana debajo de la lengua detiene las convulsiones casi inmediatamente".

Vía | CNN
Foto | c r z, Global Panorama - Flickr CC, jepoirrier
En Bebés y más | Una madre diseña un dispositivo que le avisa cuando su hijo sufre convulsiones, La lactancia materna se asocia a menor riesgo de SMSL y de epilepsia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos