Sigue a Bebesymas

Hasta ahora, se conocía el uso de la hormona del crecimiento autorizado en España para tratar cinco patologías concretas.

Para niños con síndrome de Turner, síndrome de Prader-Willy, déficit de hormona del crecimiento, crecimiento intrauterino retardado e insuficiencia renal crónica.

Pero un nuevo estudio del Servicio de Endocrinología del Hospital Ramón y Cajal abre el camino a nuevos usos de la hormona del crecimiento para tratar a los niños con talla baja idiomática, o sea cuya causa es desconocida.

Según los científicos, el empleo de la hormona ha conseguido un aumento de cinco centímetros respecto a los que no la toman, y de una forma segura pues en esos casos no tiene efectos adversos.


Podría ser una gran esperanza para niños cuya estatura es inferior a lo normal en los que se puede prever que de mayor medirán menos que la media y en aquellos casos en que no se puede determinar una causa específica.

Curiosamente, los niños que mejor respondieron al tratamiento fueron aquellos cuyos padres tenían una talla normal.

El único inconveniente es su precio, que es muy caro.

Un año de tratamiento puede costar unos nueve mil euros que salen del bolsillo de las familias, pues al no estar reconocido su uso en la Unión Europea, no está cubierto por la Seguridad Social.

Vía | Websalud
Más información | Medline Plus
En Bebés y más | ¿Cuánto medirá?
En Bebés y más | Tablas de creciemiento

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios