Compartir
Publicidad

Cuidado con la naturopatía: un niño de 4 años con autismo estuvo a punto de morir por ella

Cuidado con la naturopatía: un niño de 4 años con autismo estuvo a punto de morir por ella
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de que trabajo como enfermero dentro del sistema de salud convencional, soy consciente de que el tipo de medicina que se practica hoy en día tiene aún mucho que mejorar, a veces tanto, que algunas personas prefieren huir de ella y optar por otras alternativas.

En muchas ocasiones, como cuando se hace uso de la homeopatía, el riesgo es mínimo si se usa como complemento (al no tener ningún efecto primario ni secundario), pero el riesgo puede ser elevado si se deja de utilizar la medicina convencional, por quedar el niño sin un tratamiento real que haga efecto; en otras ocasiones, si la medicina alternativa es la naturopatía, los riesgos pueden ser muy altos si no se dosifica correctamente por una cuestión lógica: no por ser naturales los remedios son inocuos, y de igual modo que tienen efectos primarios, tienen efectos secundarios.

Y para muestra un botón: recientemente se ha publicado un caso en la revista British Medical Journal alertando de que un uso erróneo de la naturopatía como terapia alternativa podría ser muy peligroso, y es que un niño de 4 años con autismo estuvo a punto de morir por ser tratado con ella.

El niño tomaba 12 tratamientos diferentes

Según leemos en BBC, sucedió en Londres, cuando unos padres acudieron al Hospital de Newham porque su hijo estaba en muy mal estado. En su buena intención de ayudarle a mejorar de su autismo, los padres acudieron a un naturópata para ver si les podía ayudar. En sucesivas visitas les fue indicando diferentes remedios y en el momento del ingreso estaba tomando 12 tratamientos diferentes.

Entre ellos se incluía la vitamina D, calcio, leche de camello, plata y sales de baño de Epsom. Los padres decidieron acudir a urgencias cuando vieron que en las últimas semanas estaba cada vez más deteriorado, con vómitos y mucha sed, y que había perdido cerca de 3 kilos.

Allí en el hospital vieron que el niño estaba totalmente descompensado y deshidratado, con unos niveles de calcio muy elevados que estaban poniendo en peligro su vida. Sin saber la causa, empezaron a tratarle para compensar los valores, y no fue hasta que la madre les contó cómo le daba todos los suplementos que dieron por fin con la explicación: el niño había desarrollado toxicidad a la vitamina D y como consecuencia sus niveles de calcio se dispararon.

El Dr. Abdul Moodambail, uno de los autores del artículo publicado, explicó el caso de este modo:

Esto sucede en muchas ocasiones con otros pacientes. A menudo los padres piensan que estos suplementos son naturales, seguros y no causan efectos secundarios o efectos adversos, pero esto no es cierto en muchos casos como este (...) La situación fue compleja porque el niño desarrolló toxicidad de la vitamina D que le llevó a niveles muy altos de calcio, haciendo que estuviera bastante mal, a riesgo de que hubiera tenido en fatal desenlace.

El niño se recuperó en dos semanas

Tras dos semanas de tratamiento la salud del pequeño logró restablecerse y sus niveles de calcio quedaron en los rangos normales. A raíz de este caso, la National Autistic Society (Sociedad Nacional de Autismo) declaró sobre la importancia de que los médicos expliquen cuáles son los riesgos de un uso inadecuado de las terapias alternativas.

Los padres estaban desolados, así que el apoyo fue máximo, así como la comprensión ante un trastorno que no tiene cura. Y es que cuando unos padres ven que la situación es crónica y que la medicina no tiene una solución, por un hijo se intenta lo que haga falta, siempre con la mejor de las intenciones y siempre con información sobre los riesgos y beneficios.

El problema es que cuando hablamos de naturopatía, como ya he mencionado, la falta de regulación y de pruebas claras que demuestren de qué manera puede ser beneficiosa, lleva a poner en riesgo a los niños, precisamente porque falta también la documentación relativa a los riesgos a que se expone quien utiliza estos tratamientos.

Como posible paso adelante dentro de la medicina (repito que debe mejorar mucho), los profesionales que atendieron al pequeño consideran que es muy importante que haya más profesionales que puedan acompañar a las familias de niños con autismo, para darles un asesoramiento preciso y explicarles qué es lo que realmente puede ayudar a su hijo, así como ofrecer un apoyo que de verdad les ayude en el día a día con sus hijos.

Foto | iStock
En Bebés y más | Indignación en Italia por el caso de un bebé de 14 meses que pesaba como uno de tres (¿por una dieta vegana?), Cuando desconfías tanto de la medicina que acabas corriendo al hospital porque tu bebé de días sufre una hemorragia, Una pediatra recomienda homeopatía en vez de vacunas en TVE mientras un niño muere por ser tratado sólo con ella

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos