Sigue a Bebesymas

alergia_a_los_huevos.jpg

En la alimentación del bebé se suele introducir el huevo a los 12 meses de edad. Cuando un niño es alérgico a este alimento suele tener una reacción en la primera toma.

Los signos de la reacción alérgica empiezan por la piel que rodea la boca, esta se enrojece e incluso le puede aparecer urticaria, empezando primero en su cara y extendiéndose por todo el cuerpo. Algunos niños pueden llegar a sufrir dificultades respiratorias.

Debemos fijarnos en el bebé ya que a menudo, rechaza totalmente el alimento, esto puede ser ya un síntoma, entonces deberemos retirarlo y acudir al médico.

A los niños que se les diagnostica alergia al huevo, no se les puede dar de ninguna manera. Ni fritos, ni sólo la yema o la clara, ni tan siquiera en cantidades mínimas.

Por tanto debemos leer las etiquetas de los productos elaborados que utilizamos para su alimentación. Pero cuidado, algunos productos llevan huevo sin identificarlo en la etiqueta, te preguntarás ¿por qué?, en el caso de España, la legislación permite no declarar los ingredientes usados en pequeñas proporciones.

Lo mejor que puedes hacer entonces, es ponerte en contacto con la Asociación Española de Padres y Niños Alérgicos a los Alimentos, aquí disponen de listados de marcas que suelen hacer daño a los niños alérgicos.

Más información | AEPNAA

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario