Síguenos

piscina-niños

Ahora sí, parece que el verano ha llegado para quedarse. Es hora de ir a la piscina con los niños, por tanto debemos refrescar algunos consejos muy importantes para su seguridad.

Ya sabemos lo que disfrutan los más pequeños en el agua. Pero para que lo pasen bien sin riesgos, hay ciertas recomendaciones que no podemos olvidar. La primera y fundamental, que toda precaución es poca: no les quites los ojos de encima.

Una piscina segura

Antes que nada, tanto si es comunitaria como privada, la piscina tiene que ser segura. Tiene que estar vallada y en caso de no estarlo, el niño tiene que estar siempre con flotador y no perderlo de vista. Cualquier tropiezo o descuido puede ser fatal.

Hay que controlar que la valla tenga una altura suficiente como para que no puedan treparla y que la puerta esté siempre bien cerrada con pestillo o traba que los niños no puedan abrir. Uno se confía, pero nuestros pequeños MacGyver son capaces de abrir cualquier puerta con gran habilidad.

En caso de piscinas particulares, existen unas alarmas que suenan cuando algo cae dentro del agua. Si el niño cayera por accidente, una parte instalada en la piscina emite una señal sonora a un receptor fijo.

También debemos controlar que no haya piezas rotas en el bordillo o alrededor de la piscina con los que se puedan lastimar. Con niños pequeños, mucho cuidado con trampolines o plataformas de las que puedan saltar o golpearse.

Flotadores, manguitos, tablas y demás

No podemos confiarnos de los accesorios que utilizamos para que los niños floten dentro del agua. Son imprescindibles, pero debemos recordar que no son infalibles, por tanto aunque los lleven, no podemos dejar de vigilarlos ni un momento.

De hecho, es mejor que los lleven siempre puestos, aún cuando no vayan a meterse al agua, así estarán protegidos si llegaran a caerse por accidente.

Tampoco debemos fiarnos de su resistencia, ya que pueden pincharse, perder el aire, o bien el niño puede tener cualquier tipo de problema dentro del agua.

Siempre tenemos que comprar productos de calidad homologados, con válvulas de seguridad, ya que ponemos en riesgo la vida de nuestros hijos. Os aconsejo además tener siempre un par de manguitos o un flotador de repuesto por si se pinchara el que está utilizando.

Piscinas hinchables

Un capítulo aparte merecen las piscinas hinchables, ya que al ser pequeñas y poco profundas parecen inofensivas, pero un niño se puede ahogar en ellas perfectamente.

Solemos ponerles poca agua, sólo para que se refresquen y jueguen allí con sus juguetes, pero ojo que un niño puede ahogarse apenas en dos centímetros de agua. Por tanto, nunca dejar al niño jugando solo en la piscina.

Según un informe realizado en Estados Unidos, un niño muere ahogado en una piscina hinchable cada cinco días. La gran mayoría menores de cinco años debido a descuidos breves en la supervisión.

Juegos y juguetes

niños-piscina

Otro punto que debemos tener en cuenta son los juegos a los que juegan los niños dentro de la piscina. Jugar dentro del agua puede ser muy divertido, pero los pequeños no miden el riesgo que algunos juegos pueden tener.

Sobre todo cuando hay más niños en la piscina, aún cuando sean mayores, no se les puede dejar solos. Saltar, correr por el bordillo, empujarse o hacer ahogadillas puede ser muy peligroso, así como las piruetas que hacen al lanzarse al agua. No controlan la distancia al suelo, al borde o a las escaleras y pueden provocarse traumatismo graves.

Tampoco debemos dejar juguetes flotando en el agua, ya que los niños pueden verse tentados de ir a por ellos y caer dentro o hundirse. Cuando el niño termine de jugar, recoger siempre todos los juguetes y sacarlos del agua.

Otros consejos de seguridad

Por supuesto, no olvides la protección solar, y no sólo hablo de la crema para el sol, sino también un calzado adecuado con suela de goma, una gorra y unas gafas para proteger los ojos del sol. Evita ir a la piscina en las horas centrales del día en las que el sol es demasiado intenso.

Por último, debemos tomar las precauciones necesarias para evitar el sincope de hidrocución, mal llamado corte de digestión. No es necesario esperar cierto tiempo para meterse al agua si se siguen ciertas normas de sentido común.

Foto | Hunterrrr y Jerry en Flickr
En Bebés y más | Vigilar a los niños en la piscina: cuestión de seguridad y respeto, Precauciones en la piscina con niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario