"La reflexología no interfiere en los procesos naturales", Entrevista a Mauricio Kruchik, reflexólogo

Sigue a Bebesymas

Mauricio Kruchik

En Bebés y más, siempre desde nuestra linea de trabajar de ofreciéndole a nuestros lectores el mayor rigor posible, os hemos hablado de fórmulas alternativas para mejorar la experiencia del embarazo y el parto: masajes, ejercios de respiración, canto, acupuntura y hoy queremos conocer mejor lo que ofrece la reflexogía a las madres.

Para acercaros la reflexología hemos entrevistado a Mauricio Kruchik, uno de los más conocidos especialistas en la reflexología y la maternidad. Yo, debo decir, tengo dudas sobre estas terapias alternativas, pero precisamente, por mis dudas, creo que es interesante averiguar cual es la base en la que se apoyan.

La reflexología se basa en la teórica conexión entre determinadas partes del cuerpo y otros sistemas o partes del cuerpo. No se considera una ciencia y la comunidad científica afirma que, si retrasa otros tratamientos médicos, puede ser peligrosa, pues no se ha demostrado su efectividad en el tratamiento de dolencias.

Mauricio Kruchik es uruguayo de nacimiento y vive en Israel,casado y con dos hijos. Trabaja como reflexólogo, doula y educador perinatal y complementa sus actividades como conferenciante y profesor de reflexología, siendo invitado a numerosos congresos nacionales e internacionales, cursos y talleres. Es autor de los libros “Analyzing Personality Patterns Through the Feet” y “Reflexology for Cancer Patients”.

Es fundador y presidente de la Sociedad Internacional de Reflexología en la Maternidad.
Creador del MRTP (Maternity Reflexology Training Programme) seguido por más de 2000 profesionales de la Reflexología y de la Obstetricia en todo el mundo. En España se ha enseñado en 38 oportunidades, formando a cerca de 500 personas, incluyendo 150 Matronas.

Mauricio, yo admiro mucho tu trabajo como doula, pero debo decirte que soy francamente escéptica respecto a la reflexología. Aún asi, conozco a varias matronas que la usan y eso me hace preguntarme qué razones hay para ello. ¿Qué es exactamente la reflexología?

La Reflexología es una terapia manual basada en el principio que existen zonas reflejas en las plantas y los reversos de los pies. Dichas zonas reflejas representan tejidos, órganos, músculos, glándulas. A través de presión, masaje y manipulación de las distintas zonas estimulamos aquellos órganos representados en los pies, con el fin de que el cuerpo comience a funcionar en armonía, equilibrando los canales energéticos hacia y el funcionamiento de cada uno de ellos.

Cuando llegué a la Reflexología ni sabía de qué se trataba hasta que una reflexóloga en una charla de presentación me hizo una lectura de pies. Fueron tres minutos alucinantes que cambiaron mi vida.

Todo lo que esta profesora afirmó en su lectura, tanto en lo referente a mi personalidad como al funcionamiento de mi organismo y anteriores patologías fue asombrosamente exacto.A tal punto que me apasionó instantáneamente.

Me dije a mí mismo y sin dudarlo: tengo que aprender esto. Así fue que comencé a estudiar reflexología sólo dos días después y luego de un mes y poco dejé mi puesto como Analista de Marketing en la empresa Fiat, en Israel.

La reflexología trabaja en la base de que existen áreas reflejas en los pies. Es así que en la reflexología no diagnosticamos, sino que evaluamos pautas y caminos para entender la salud del paciente en todos los contextos: cuerpo, mente y espíritu.

Pero, la reflexología no es una ciencia.

Yo concibo que la reflexología es una terapia por propio derecho, no una técnica. Tampoco es una ciencia ni puede serlo, ya que todo depende de la persona. Y en la Reflexología no vemos al ser humano como una estadística, sino como a un individuo único e irrepetible.

La reflexología busca, a través de la información recibida a través de los pies, alinear las energías del organismo para que éstas sintonicen y creen armonía. A esta armonía le llamamos balance o equilibrio, no importa el nombre. Lo que importa es la sensación de bienestar.

Sirva o no de algo lo que planteas, ¿se citan contraindicaciones en el embarazo?

Mucho se ha hablado y se habla sobre la reflexología y sus contraindicaciones. Una de ellas, de la cual se habla más es sobre el embarazo. Se afirma y se presume que la reflexología puede crear contracciones antes de tiempo y que puede causar un aborto. Pues bien, nada más incorrecto. La realidad muestra exactamente lo contrario.

Pero, si no hace nada bueno, tampoco puede hacer algo malo. Es una contradicción. Siempe que la reflexología no retrase otros tratamientos no debería ser ni buena ni mala, solo un placebo De todos modos, lo de que no puede provocar contracciones, ¿puedes explicarlo con argumentos

Que no sea una ciencia no quiere decir que no haga nada bueno. Todo lo contrario. La Reflexología logra en primer lugar un equilibrio del sistema endocrino que deriva en un mejor funcionamiento del organismo. Tampoco es un placebo, ya que el concepto de placebo se asocia con la neutralidad.

En una sesión de Reflexología dirigimos nuestra forma de trabajar a la manipulación de zonas específicas a un objetivo determinado con el fin de estimular un proceso fisiológico determinado. Y con respecto a las contracciones, sí que puede estimularlas, pero sólo cuando el parto ha comenzado. De todos modos, aclaro:

En primer lugar, la reflexología trabaja con las mismas energías del organismo sin introducir ninguna sustancia externa que el cuerpo no conozca y al que se deba acostumbrar.

El principio fundamental que acompaña a la eflexología es el de estimular la propia capacidad de rehabilitación y auto cura del organismo. Ni más ni menos. Es por ello que nunca seríamos capaces de interferir en un proceso natural que el organismo reconoce como natural.

En segundo lugar y en el caso específico del embarazo, debemos recordar que durante el embarazo la placenta segrega una hormona que se encarga de proteger al embarazo y evitar el parto. Hablo evidentemente de la progesterona. Mientras la placenta le sea útil al feto, la progesterona evitará las contracciones. La Reflexología no tiene ninguna incidencia sobre la producción de progesterona, por lo cual es imposible que pueda alterar el calendario de eventos programados por la naturaleza.

En tercer lugar, cuando se habla de la prohibición de recibir una sesión de reflexología en el primer trimestre por miedo a un aborto mi respuesta es muy simple: no se conoce aún ningún caso en el mundo entero en el cual una mujer que haya recibido reflexología en el primer trimestre haya abortado como consecuencia de ella.

Mientras no se logre demostrar con certeza y con argumentos que lo validen, este hecho seguirá siendo un mito sin base alguna. Es más, muchas mujeres hoy en día recurren a la reflexología como ayuda para paliar las náuseas y el malestar matinal en el primer trimestre, si bien un síntoma incómodo y detestable, un signo benigno de que todo va bien.

curso de reflexologia de mauricio kruchik

¿Pero produce algún beneficio?

Muchos. Una prueba de ello es que en el mundo entero es cada vez mayor la cantidad de gente que es tratada con éxito con reflexología. No olvides que es una forma de terapia muy nueva, tiene sólo 95 años de edad, pero sólo en los últimos 40 es que la Reflexología ha comenzado a hacerse más popular.

Personalmente nunca recomiendo sustituir cualquier tratamiento médico por la Reflexología o por cualquier otra terapia de contacto. Integrar ambas formas de curación es lo que se impone.

Siempre he sostenido que si hay un segmento de la población para el cual la Reflexología es beneficiosa e indicada, esas son las mujeres embarazadas. Y si hay un proceso para el cual la Reflexología se revela como una terapia liberadora, estimulante y reparadora, ése es el proceso de la maternidad en todas sus etapas: fertilidad, preconcepción (preparación para el embarazo), embarazo, parto, primer postparto, puerperio y lactancia.

La persona titulada en reflexología, al atender a una paciente o una pareja que vienen a su consulta, debe estar correctamente capacitada para poder saber contestar a sus preguntas y para poder orientarle en el proceso de la maternidad, cualquiera sea éste. Se espera de dicho profesional que esté no sólo profesionalmente sino éticamente preparado a recibir a sus pacientes, mostrar una conducta comprensiva, exponer las virtudes de su tratamiento con claridad como así exponer sus limitaciones con la misma claridad y honestidad.

¿Qué puede hacer la reflexología, en tu experiencia, para mejorar el estado de una embarazada?

El proceso de la maternidad es el paradigma de la prevención. Al contrario de las enfermedades, que pueden desarrollarse sobre períodos indeterminados de tiempo, el embarazo tiene un calendario fijo desde el comienzo de los tiempos. Son 40 semanas. O 266 o 280 días dependiendo del momento desde el que se cuente. Y unas horas, una o dos semanas, algún día más o menos alrededor de estos parámetros en la gran mayoría de los embarazos.

Y al no ser una patología o una enfermedad sino un proceso que tiene un punto de partida y un punto de término, y en cuyo proceso los acontecimientos cuentan con un calendario muy exacto para suceder según la mujer, podemos planear un curso de tratamiento ideal con reflexología que acompañe el embarazo en su totalidad.

¿La usáis con la anemia, la naúseas o el estreñimiento?

Quiere decir que para mejorar su estado, lo mejor es prevenir y conocer toda la información posible sobre la embarazada en cualquier momento dado del embarazo.

Por ejemplo, sabemos que si una mujer tiene un bajo nivel de hemoglobina al comienzo del embarazo, debido a la hemodilución de la hemoglobina en un mayor volumen de sangre, será muy posiblemente recetada con tabletas de hierro. Las tabletas de hierro pueden causar estreñimiento y el estreñimiento prolongado, sobre todo en los últimos dos meses del embarazo cuando la presión sobre los intestinos es muy grande y cuando la cabeza del niño comienza a descender y encajarse en la pelvis, presiona el recto y puede generar hemorroides.

¿Qué hace en esos casos un reflexólogo?

Tratar a la mujer por anemia y sus secuelas, como fatiga y falta de oxígeno, integrando al mismo tiempo una estimulación tal de reflejos del sistema respiratorio, del sistema endocrino y para prevenir el estreñimiento, una estimulación constante del sistema digestivo.

Cuando estamos a término en el embarazo y aparecen hemorroides, se debe trabajar con más asiduidad para contrarrestar la presión sobre el colon descendente, recto y ano por causa de la ubicación de la cabeza del bebé.

He visto que organizas cursos de reflexología en los que se incluye la fertilidad. ¿Puedes explicarnos en qué puede ayudar?

Una de cada cinco parejas que recurren a la reflexología tienen éxito y pueden concebir un niño. Rectifico: una de cada cinco parejas que comprueban tener problemas en concebir y que recurren a la reflexología son ya felices padres hermosos niños.

No es una tasa asombrosa de efectividad, pero si es interesante. ¿Hay investigaciones científicas estadísticas a este respecto?

Las fuentes de esta estadística las podemos encontrar en la fenomenología y basada en los reportes y experiencia de cientos de reflexólogos en el mundo entero, ya que no existe una investigación científica de acuerdo a los criterios ortodoxos de investigación que respalde dichos parámetros. Mi estadística personal se sitúa en un 55%, la de una estimada colega en Israel pasa con creces el 70%.

Lo que debemos preguntarnos es por qué las parejas que tienen problemas en concebir recurren a las terapias (o yo prefiero usar la palabra técnicas) como la reflexología y por qué estas opciones les ayudan o creen que les ayudan.

Una explicación puede encontrarse en la habilidad de la reflexología de poner la casa en orden. Es decir, un 60% de las parejas que consultan lo hacen por saberse padecedores de algún impedimento: oclusión tubaria, oligospermia, amenorrea, etc. Allí es que la Reflexología, al ser una terapia equilibrante y dueña de un sinfín de recursos terapéuticos, puede tener mucho éxito sin utilizar más que las propias vías naturales de autocuración.

Es evidente que cualquier terapeuta que se embarque junto con dicha pareja en el viaje de la concepción, deberá tener en cuenta dos factores fundamentales: ser un buen observador y ser paciente. El paciente también debe ser paciente. Por ello se le llama paciente. Porque para estimular un proceso de curación se debe dejar que el cuerpo haga lo que sabe hacer con los recursos de los cuales dispone.

¿Y el otro 40% restante? Me refiero a eso casos en los que no llega el bebé pero no hay problemas médicos: ella está bien, él está bien pero no hay bebé. ¿Qué pasa allí?

La reflexología puede ayudar a devanar este nudo. Los pies lo muestran todo: el estado físico y psicológico de la persona. Y en una gran mayoría de las veces, son creencias inapropiadas con respecto a uno mismo, falta de autoestima, falta de perdón, culpa o miedo los factores que dirigen su energía hacia el proceso de reproducción.

Pero un reflexólogo no es un psicólogo ni puede actuar como tal.

Nada más alejado estaría de su ética profesional. Sin embargo, un Reflexólogo correctamente entrenado puede encontrar vías para interpretar los diferentes signos que muestran los pies. Y con esa información, trabajar desde los planos físico y espiritual con su paciente, pero al nivel de aceptación y consciencia de tales problemas.

Asimismo, es asombroso el ascenso en la cantidad de parejas que buscan hoy en día ayuda para ser padres. Un viejo mito que debe ser revisado indica que el reloj biológico de la mujer comienza a decaer hacia los 35 años. Como si fuese una sentencia, los 35 años se han convertido en una barrera psicológica para muchas mujeres, como una estación donde las mujeres comienzan a ver el final de su vida fértil.

¿Porqué mencionas este tema?

Por el estrés que eso conlleva. Cuando hablamos de estrés, por lo general imaginamos a una persona ansiosa y gritando en un embotellamiento de tránsito, a una persona corriendo a una cita, a una persona crispada a altas horas de la noche porque aún no ha terminado su trabajo. Eso sí que es estrés. Pero no el único estrés.

Cuando a los 30 y algo de años las parejas se embarcan en el proceso de la maternidad, ya su punto de partida suele estar contaminado de estrés. Porque luego de pasar lista a una serie de objetivos en la vida (estudios universitarios, carrera, afirmación económica, casa, hipoteca, deudas, etc) llega el momento de la maternidad. También sucede que en los tiempos que corren los hombres y mujeres gozan de una libertad virtual que en generaciones anteriores no existía. La llamo virtual porque termina muchas veces siendo un pseudo estado de libertad, un estado ilusorio de libertad donde hay mucho para escoger y poco tiempo para decidir. Es así que nuestros hábitos sociales han cambiado a tal punto de querer abarcar todo lo posible de la vida y gozar de ella antes de llegar a esa estación que siempre está allí, porque concebir un bebé es el estado más natural del mundo.

La realidad muestra a muchas parejas una cara diferente. Porque en dicho estado ilusorio de libertad se ven a veces ante el compromiso de aceptar una voluntad de la que no están seguros. Y allí comienzan muchos problemas que terminan en fecundación asistida en el mejor de los casos. Ya que al mismo tiempo que hay lugar para la preocupación, también hay lugar para la esperanza.

Cuando se entra en ese tipo de estrés, se entra en un círculo vicioso donde se aglutinan las culpas, las indecisiones, la falta de autoestima y cientos de factores que generan estrés que circula y no se detiene.

¿Puede ayudar la reflexología en esos casos?

En cortar dicho círculo vicioso de estrés. Cuando la pareja comienza a liberarse del estrés, es cuando comienza a volver en sí y tomar contacto con la realidad de manera apropiada.¿Y que hace la reflexologia respecto al puerperio?

El puerperio es a juicio de muchos tierra de nadie. Ha nacido el bebé y todos esperan ansiosos la gran alegría. Junto con la euforia de la maternidad, para la madre comienza un período de grandes vaivenes emocionales, un cambio drástico en su calidad de vida. Allí se mezclan la alegría, la melancolía, cambios en su escala de valores y en su sistema de preferencias, alegrías, sonrisas, angustias, presiones, cambios de horario, insomnio, etc.

Cuando preparo a una mujer para el parto, como doula también, le hablo también del puerperio. Sí, muchas veces me miran raro y me preguntan por qué lo hago, ya que lo que importa es que el bebé nazca bien y sano. Pues la experiencia me ha ido mostrando que una gran mayoría de mujeres viven un puerperio donde no falta el sufrimiento, el agotamiento, la fatiga y muchas veces el dolor y la tristeza. “De haber sabido, me hubiera preparado de otra manera”, dicen algunas mujeres. “De haber sabido, ME HUBIERA PREPARADO”, dice la mayoría.

¿Con la reflexología trabajas, entonces, preparando el parto y el puerperio durante el embarazo?

Un ejemplo clásico de ello es la preparación del piso pélvico. Recomiendo a todas las mujeres embarazadas a las que trato que visiten a un fisioterapeuta especializado en el entrenamiento del piso pélvico ya desde la segunda mitad del embarazo. Al mismo tiempo, paralelamente, llegar a sesiones de reflexología.

La sinergía creada entre estas dos formas de tratamiento es fantástica. Por un lado, la fisioterapia le ayudará a entrenar los músculos del piso pélvico para que estos ganen en tono y elasticidad.

Por otro, la reflexología trabajará sobre los reflejos de estos mismos músculos para facilitar un flujo sanguíneo apropiado. Puedo decir que por un lado, si bien algunas mujeres que he tratado durante el embarazo han sufrido desgarros durante el parto, estos han sido de baja entidad y se han recuperado con gran rapidez.

Al mismo tiempo, entrenamos posturas verticales para el trabajo de parto, no sólo para evitar desgarros (aclaro que las posturas verticales no garantizan la ausencia de desgarros) sino para evitar la episiotomía. Y en caso que se haya efectuado una episiotomía, la reflexología es muy efectiva tanto para el tratamiento del dolor como de la cicatrización.

¿Y en la lactancia?

Si, debo mencionar una condición en la que he conseguido notables resultados es en casos de mujeres con mastitis e ingurgitaciones. Una mujer que haya sufrido de mastitis sabe del sufrimiento y la desesperación que ello conlleva. La Reflexología actúa muy rápidamente y muy efectivamente.

Se trata de una o pocas sesiones (seguidas) donde se estimula simultáneamente la succión por parte del bebé junto con la estimulación de los reflejos apropiados: mamas, ductos mamarios, sistema linfático, tórax, sistema endocrino y sistema nervioso fundamentalmente.

Desde el acompañamiento en la involución uterina, pasando por la renovación hormonal y los loquios hasta el acompañamiento durante la lactancia, aquí hay mucho para hacer.

Ni qué hablar de la importancia del contacto, de la calidez de dos manos posadas sobre los pies de la novel mamá para otorgarle confort, calor y relax.

Dejamos aqui la conversación por ahora. Esta primera parte de la entrevista a Mauricio Kruchik me ha servido para entender mejor la reflexología y espero que también nuestros lectores la hayan disfrutado. Mañana publicaremos una segunda parte, en la que Mauricio nos hablará de su trabajo como hombre doula. Os encantará, estoy segura.

En Bebés y más | “Yo soy testigo de partos en los que el dolor ha sido nulo”. Entrevista al doctor Emilio Santos (II), “Los hechos que suceden en la etapa primal son los más importantes de la vida”. Entrevista a Enrique Blay (III), “Un parto mamífero es lo mejor para la salud emocional de la madre y el bebé”. Entrevista a Enrique Blay, “La respiración tiene especial importancia en el manejo del dolor en el parto”. Entrevista a Mónica García Calzada (II)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios