Sigue a Bebesymas

bebe-durmiendo-relajado.jpg

Una de las mayores preocupaciones de los padres es el sueño de sus hijos, por una razón más que evidente: si los bebés duermen poco y se despiertan mucho los padres también se despiertan mucho y duermen poco.

Cuando una pareja llega a casa con su bebé enseguida se da cuenta de que parece haber un problema. El bebé se despierta a menudo, duerme mejor de día que de noche y duerme pocas horas seguidas. Entonces es cuando aparece la duda: ¿qué hago? ¿tiene mi bebé un problema?

Se despierta mucho

El sueño de los bebés es muy diferente al sueño de los adultos, sobretodo porque sus ritmos en general son muy diferentes a los nuestros. Nosotros comemos de 3 a 5 veces al día y ellos lo hacen de 8 a 12. Para poder comer tantas veces está claro que tienen que dormir de manera muy discontinua, así que lo más lógico es que los bebés duerman mucho, porque lo hacen, y que se despierten también mucho.

Además de para comer, se despiertan como mecanismo de supervivencia: los bebés vienen preparados para sobrevivir. Si durmieran varias horas y se despertaran tranquilamente sin hacer ruido los padres caeríamos en la tentación de dejarlos solos en más de una ocasión. Si esto sucede en nuestro piso no pasa nada, porque no hay peligro dentro de las cuatro paredes de su habitación. Sin embargo, si esto ocurre en algún país pobre, donde no hay infraestructuras como las nuestras y donde hay animales salvajes, el peligro es mucho mayor.

Entonces, ¿es normal que duerma pocas horas seguidas?

Exacto. Es normal y es lógico. Hace unas semanas comentamos que el tamaño del estómago de un recién nacido es como el de una canica el primer día, llegando al tamaño de un huevo hacia el décimo día.

Con semejante tamaño y con los requerimientos brutales de energía que tienen los bebés, que en el primer año tienen que triplicar su peso y crecer la mitad de lo que miden, es mucho el alimento que tienen que tomar y para hacerlo deben comer de manera muy frecuente (imaginad cuánto tendrías que comer para triplicar vuestro peso en un año).

Además, como los despertares tienen mucho que ver con su supervivencia, como hemos comentado, lo normal es que duerman pocas horas seguidas.

¿Lo cojo cuando se despierte?

En un principio no tenía intención de hablar de esto en esta entrada, pero he podido leer recientemente (desgraciadamente para mis ojos) unos consejos sobre el sueño infantil que dicen que lo mejor, cuando un bebé llora, es no cogerlo, porque si lo hacemos se altera el ritmo del sueño, lo espabilamos y luego le cuesta aún más volver a dormirse.

Según mi experiencia personal y según mi lógica, la mejor manera de espabilar a un bebé es dejarle que llore. El llanto no es algo que un bebé haga para decirnos “buenas, me he despertado, pero tranquilos, que ahora mismo me duermo otra vez”, sino algo que hace porque tiene un problema, probablemente un “buenas, me he despertado y me gustaría seguir durmiendo. Quizás si me dais un poco de comida y me mecéis pueda dormirme de nuevo”.

Dicho de otro modo, ¿para dormir hay que tranquilizar al niño o hay que provocarle el llanto? Pues de igual modo, como a nadie se le ocurriría hacer llorar a un niño para que se duerma, no tiene sentido dejarle llorar para que vuelva a hacerlo, sino tratar de volver a conseguir el estado de tranquilidad necesario para que se vuelva a dormir, y cuanto antes lo logremos mejor, porque menos se habrá desvelado.

Foto | owlpacino en Flickr
En Bebés y más | La mayoría de los niños menores de 3 años se despierta una o más veces durante la noche, Qué hacer y qué no hacer para que los bebés duerman mejor (I), (II) y (III), ¿Cuándo duermen los bebés toda la noche?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios