Sigue a Bebesymas

Tarta Corona Rey Mago

Se acerca el día del año que más ilusión despierta entre nuestros pequeños, el día que vienen los Reyes Magos. Y es que descubrir los regalos debajo del árbol o junto a sus zapatitos, es una sensación que todavía disfrutamos hasta los mayores. Para ese día ya es un clásico el roscón, pero este seis de enero vamos a ir más lejos y sin amasados, levados ni horno, prepararemos nuestra Tarta “corona de Rey Mago”, que por supuesto no se lo van a comer los de Oriente, sino nuestros peques, disfrutando de un postre hecho por ellos mismos.

Para su realización tenéis que buscar un molde cuadrado para después poder hacer la forma de corona, ya sea de metal, cristal o silicona, no importa que no pueda ir al horno, no es necesario, esta tarta cuaja sola en la nevera. Eso sí, mejor habrá que prepararla el día anterior, así que puede ser una idea estupenda para tenerlos entretenidos antes de ir a la esperada cabalgata.

Ingredientes

  • 200 ml de agua, 200 ml de zumo de naranja natural como de 2 naranjas aproximadamente, 200 ml de nata líquida, 1 sobre de gelatina de naranja, 4 cucharadas soperas de azúcar, 1 bolsa de sobados pasiegos, caramelo líquido para bañar el molde, unos trozos de fruta confitada y Lacasitos para adornar.

Cómo hacer tarta “Corona de Rey Mago”

Comenzaremos bañando nuestro molde con el caramelo líquido para que sea más fácil desmoldar la tarta. Seguidamente le quitaremos el papel a unos quince sobados pasiegos más o menos para ya tenerlos preparados. Los vamos colocando por toda la base del molde formando una capa. Exprimimos las naranjas hasta obtener los 200 mililitros de zumo.

En un cacito ponemos el agua al fuego con el azúcar y el zumo de naranja, calentamos todo hasta que hierva. Separamos del fuego y añadimos el sobre de gelatina revolviendo bien hasta que estemos seguros de que se ha disuelto todo. Echamos la nata líquida y mezclamos con unas varillas con cuidado.

Vertemos esta mezcla por encima de los sobados y dejamos en un sitio fresco sin moverlo hasta que enfríe. Una vez frío lo pasamos a la nevera y lo dejamos un mínimo de seis horas para que cuaje. Una vez pasado el tiempo le damos la vuelta en una bandeja y con un cuchillo afilado le cortamos unos triángulos imitando los picos de una corona. Decoramos a nuestro gusto con frutas confitadas y Lacasitos.

Tarta Corona de Rey Mago

Tiempo de elaboración | 30 minutos + tiempo de cuajado
Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta “corona de Rey Mago” encantará a niños y mayores, y por supuesto además se puede variar el sabor cambiando el tipo de gelatina y de zumo y así prepararla al gusto de cada uno. Aunque pasen las navidades es ideal, sin la decoración, para cualquier cumpleaños o fiesta infantil. Feliz noche de Reyes a todos.

En Bebés y más | Turrón de chcolate blanco y Lacasitos.
En Bebés y más | Minipizzas de Papá Noel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios