Compartir
Publicidad

Volver (o no) a recuperar la figura tras el parto

Volver (o no) a recuperar la figura tras el parto
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos tenido nueve meses para ver cómo cambia nuestro cuerpo poco a poco, hasta el momento en que nace el bebé. Entonces, nos enfrentamos de golpe a un cuerpo nuevo, que no reconocemos, porque no es ni el del embarazo ni el que teníamos antes de la gestación. Vamos a hablar de volver (o no) a recuperar la figura.

A pesar de que estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación a mamás recientes que milagrosamente están delgadas y estupendas después del parto en poco tiempo, esto no es lo habitual, incluso es probable que tampoco sea lo más saludable.

Veamos cómo recuperar la figura después del parto, teniendo en cuenta los casos en que eso no es posible (o al menos, no del todo) y también aquellos casos en los que no se pueda volver a estar como antes de ser madre y cómo afrontarlos con naturalidad.

Tengamos en cuenta que cada mujer es diferente, y a algunas les costará muy poco recuperarse, a otras les llevará más tiempo y esfuerzo, a algunas mujeres les dolerá no verse igual que antes e incluso habrá quienes no se preocupen en absoluto por su cuerpo, lo cual también puede tener su lado negativo. Vamos a analizar la cuestión desde distintos puntos de vista.

LM

Lactancia y calma para recuperar la figura tras el parto

Lo primero que debemos saber es que el postparto inmediato no es el momento adecuado para plantearse estos temas. Seguramente tu bebé necesite la máxima atención y el cuerpo no está preparado para iniciar un régimen, para contar calorías ni para hacer ejercicio. Esperemos un poco.

Y esperemos también, no ya en el tema del ejercicio, pero sí en el de la dieta, si el bebé toma pecho. Hacer dieta mientras amamantamos, sobre todo una dieta incontrolada, podría perjudicar el paso de nutrientes al bebé a través de la leche. Y es que durante embarazo y lactancia aumentan las demandas fisiológicas de muchos nutrientes", y no podemos hacer una dieta restringida que podría afectar a las necesidades nutricionales de esta etapa.

También debemos recordar que entre los innumerables beneficios de la lactancia para el bebé y para la madre se encuentra el de ayudar a esta a recuperar su figura: no dar el pecho por motivos estéticos no tiene mucho sentido ya que además el pecho no se cae por ello.

La OMS señala que la lactancia materna ayuda a las mujeres a recuperar más rápidamente su peso anterior al embarazo y reduce las tasas de obesidad, de modo que si queremos recuperar nuestra figura, sin prisas, disfrutemos de una lactancia prolongada. Y la vamos a acompañar de algo más.

Comer y hacer ejercicio

Nutrición y ejercicios, la clave

La alimentación y la actividad física constituyen un tandem a la hora de hablar de buena forma, no solo en la infancia, sino en cualquier etapa vital. Acabamos de ver que durante los meses posteriores al parto las madres lactantes han de alimentarse correctamente, pero no solo ellas. Cualquier mujer ha de cuidar lo que come, lo cual no significa, como acabamos de decir, ponerse a régimen.

Una escasa alimentación puede producir carencias que nos debiliten y provoquen enfermedades. Una mala alimentación puede hacer que engordemos. En nuestro menú no han de faltar alimentos ricos en calcio, hierro, omega-3, yodo, fibra... La fruta y la verdura, cada día y generosamente. Y por supuesto una buena hidratación: el agua es nuestra aliada para perder peso.

Por lo tanto, en cualquier caso en el postparto la dieta ha de ser equilibrada y esta se ha de combinar con la actividad física. En nuestro Especial Belleza Postparto volveremos sobre un tema tan capital como el del ejercicio tras el parto.

Hemos cambiado, aceptémoslo

En este apartado hablo de aceptarnos, no de resignarnos. Aceptar nuestro nuevo cuerpo como algo bonito, que aceptan a nuestro alrededor, que le gusta a nuestra pareja, que es un cuerpo diferente pero no por ello menos hermoso. Desprendámonos de los cánones convencionales (actuales) en los que no caben las curvas.

Los cuerpos reales de las madres poco tienen que ver con los de las revistas, hemos de saber que compartimos nuestras características con muchas otras mujeres y que no debemos avergonzarnos.

Eso sí, busquemos al mismo tiempo nuestra salud. Unas estrías o unos kilitos de más no son incompatibles con estar sanas. Y el punto anterior, el de una buena nutrición y el de la práctica de ejercicio, siguen siendo necesarios. Todo hará que no nos falte la autoestima, y que sigamos compartiendo tiempo con nuestro bebé y con nuestra familia estando más contentas y a gusto, al 100%.

Volver a recuperar la figura tras el parto no es una prioridad, pero poco a poco podremos conseguirlo si así lo deseamos. La prioridad es estar sana y cuidar del bebé en esta etapa vital de su desarrollo, pero esto no es incompatible, como decimos, con una buena salud materna y estar a gusto con una misma. Quién sabe si muchas modelos que aparecen delgadísimas tras el parto firmarían por sentirse mejor con ellas y sus bebés...

Fotos | various brennemans, Christy Scherrer y Suedehead en Flickr En Bebés y más | ¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?, ¿Qué piensas del "pack especial madres" de Corporación Dermoestética?, Recuperar la figura después del parto: Cómo tratar las estrías

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos