Compartir
Publicidad

Rituales de belleza en el postparto

Rituales de belleza en el postparto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Convertirse en madre no significa que descuides tus rituales de belleza, todo lo contrario en el postparto debes mimarte y cuidarte más que nunca.

Desde el momento en que ves su carita por primera vez, tu prioridad pasa a ser tu hijo pero no olvides que tu estado de ánimo repercute en tu bebé, por lo que no deja de ser importante verse y sentirse bien con una misma. En este Especial Belleza Postparto que ponemos hoy en marcha te daremos algunas claves para mimarte tanto por dentro como por fuera.

Masajes reafirmantes

Es momento de recuperar la elasticidad de la piel con productos y masajes que aporten firmeza y ayuden a reestructurar los tejidos. Puedes hacerlo desde casa sin necesidad de gastar demasiado dinero en tratamientos.

Tómate cinco minutos por la mañana y por la noche para realizar cada día una rutina de masajes centrada en la zona de piernas, glúteos, abdomen y pechos. Para estos últimos hay cremas específicas que se aplican evitando la zona de la areola.

Para el resto del cuerpo puedes utilizar una crema reestructurante específica para después del parto, elige alguna que contenga centella asiática, con acción regenerante, reparadora y cicatrizante.

Debes realizar masajes circulares de forma suave y esperar un par de minutos a que se absorba por completo la crema antes de vestirte.

Ritual de exfoliación

Pasado el verano es un momento ideal para hacer una exfoliación suave de la piel. No sólo para eliminar las células muertas y arrastrar las impurezas que se posan en la piel, sino para prepararla para que los productos que te apliques penetren mejor y por ende, sean más efectivos.

Los exfoliantes más habituales son los de partículas. Dependiendo del tamaño del grosor de las mismas conseguiremos más o menos renovación de la piel. También son conocidos los que llevan ácidos frutales, los cuales al no tener granitos son indicadas para las partes más delicadas de nuestro cuerpo y también para las pieles delicadas.

Lo ideal es realizar la exfoliación en la ducha con la piel ligeramente humedecida por agua caliente. La piel te quedará lisa y renovada, lista para una buena hidratación.

Piel hidratada con cremas y aceites vegetales

Después de la exfoliación, es hora de hidratar tu piel a fondo. Son ideales los aceites vegetales como el aceite de Argán, de almendras dulces o de aguacate, o bien los de rosa mosqueta, centella asíatica y jojoba, previamente diluidos.

Estos aceites contienen propiedades antioxidantes y regeneradoras, así como un alto contenido en Vitamina E, lo que contribuirá a tratar las estrías del postparto.

El aceite de semillas de sésamo, a su vez, contiene Vitamina K con efectos cicatrizantes, por lo que al igual que ocurre con el gel de aloe vera puede resultar especialmente útil para tratar a la vez las estrías de la barriga y la cicatriz que nos haya dejado el parto si ha sido por cesárea.

El aceite de karité, o cualquier crema que contenga este ingrediente también es muy recomendable para hidratar a fondo la piel después del parto y tratar las estrías, ya que fija perfectamente el agua a las células que forman la piel.

Respiración con el bebé

rituales-postparto

No sólo es importante cuidarse por fuera y que la piel vuelva a tener la firmeza de antes, si es que eso es posible, sino sobre todo que te sientas bien contigo misma y tengas tus pequeños rituales diarios que te aporten paz interior.

La respiración abdominal profunda es un excelente método para relajarte a la vez que ayuda a fortalecer poco a poco la zona abdominal y preparar los músculos para cuando empieces a practicar ejercicio físico.

Consiste en llenar completamente los pulmones de aire. Coloca tu mano en tu abdomen, inspira lentamente contando hasta cinco, llevando el aire hacia el abdomen, retén el aire contando hasta cinco y suéltalo despacio por la boca, nuevamente contando hasta cinco, vaciando completamente los pulmones mientras vuelves a contar hasta cinco antes de tomar aire de nuevo.

En este ritual puedes involucrar a tu bebé. Colocalo encima de tu pecho y verás como disfruta al sentir los movimientos ondulantes de tu respiración. Para él también será un momento relajante.

Esperamos que estos rituales de belleza en el postparto contribuyan a hacerte sentir bien tanto por fuera como por dentro. Además de mimar a tu bebé, también mímate a ti misma. Una mamá que se encuentre a gusto con ella misma se sentirá plena para cuidar a su hijo recién nacido.

Fotos | RelaxingMusic y jonty.fisher en Flickr En Bebés y más | Cuidados de la piel en el postparto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos