Síguenos

Ejercicios de Kegel

Despues del parto nos encontramos con cambios que se reflejan en nuestra apariencia física, y otros menos visibles para los demás, pero que requieren de nuestra atención tanto o más que los primeros.

Recuperar el suelo pélvico es uno de los Cuidados Postparto de más importancia, por eso hoy en nuestro especial vamos a hablar de diferentes formas con las que podemos conseguirlo.

Ejercicios de Kegel para rehabilitar la zona

Tras el nacimiento del bebé (sobre todo si el parto ha sido natural), este sistema de músculos y ligamentos que mantiene en su posición y controla la vejiga, el útero y el recto puede haber sufrido algún trastorno que se refleje mediante incontinencia urinaria o fecal y dolor pélvico, en mayor o menor grado.

Los ejercicios de Kegel (que muchas mujeres ya empiezan a practicar desde el embarazo) ayudan a mejorar tanto la fuerza muscular como su elasticidad e incrementan el cierre uretral, previniendo o evitando así la pérdida de orina y haciendo que poco a poco se fortalezca y recupere toda la zona de la pelvis.

Algunos de estos ejercicios, que anteriormente ya habíamos comentado, pueden realizarse al poco de dar a luz. La respiración es muy importante para hacerlos correctamente, tal como muestran en el siguiente vídeo.

Una vez controlamos la respiración, podremos realizar los ejercicios de Kegel básicos en cualquier momento o lugar, aunque lo más cómodo es estando sentadas o tumbadas, contrayendo los músculos del suelo pélvico durante unos segundos (de 3 a 10), descansando y volviendo a contraer. También resulta útil para identificar los músculos que debemos ejercitar, cuando vayamos a orinar aprovechar para controlar el flujo de orina, apretando y soltando los músculos.

En cuatro o seis semanas ya se empiezan a notar mejoras, aunque para seguir avanzando también se pueden utilizar como complementos las bolas chinas o los conos vaginales.

Danza del vientre

Yoga y Danza del Vientre dos ejercicios que ayudan

Es importante no empezar a ejercitarnos hasta que nuestro cuerpo no se haya recuperado, ya que los esfuerzos abdominales u otros movimientos pueden causar o empeorar los problemas de incontinencia, en lugar de repararlos.

Pasada la cuarentena y de forma gradual podemos ir iniciándonos en algunas prácticas como el Yoga o la Danza del Vientre, con las que además de recuperar la figura, también rehabilitamos el suelo pélvico, ya que en gran parte se basan en la respiración profunda y la gimnasia hipopresiva, y con ambas se fortalecen sin dañarlos todos los músculos de la zona.

Lo mejor es que además estas actividades podemos realizarlas sin separarnos de nuestro bebé, tanto en clases especializadas, como desde casa con la ayuda de algún vídeo o libro. Además resultan gratificantes, entretenidas y una buena forma de trabajar la zona casi sin darnos cuenta, relajándonos y mejorando a la vez nuestro humor.

¿Os animáis a probar?

Fotos | lululemon athletica | Mikasi
En Vitónica | Abdominales hipopresivos, ¿te atreves con ellos?
En Bebés y más | Rehabilitar en casa el suelo pélvico tras el parto y que nos supervisen desde el hospital

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios