El postparto de las famosas, ¿un negocio para las empresas de ayuda al adelgazamiento?‏

Sigue a Bebesymas

mujer-embarazada-y-kilos.jpg

Es la primera vez que lo oigo pero seguro que no será la última, porque casi cualquier proceso de la vida acaba siendo utilizado por terceras personas para conseguir un beneficio económico.

Me estoy refiriendo a Jessica Simpson y su primer embarazo, fruto de la relación que mantiene con un ex-jugador de fútbol americano. La artista va a cobrar, una vez haya dado a luz, 3 millones de dólares por bajar peso siguiendo las recomendaciones de los Vigilantes del Peso (Weight Watchers).

Uno lee esta noticia y puede llegar a pensar que está redactada al revés, porque se entiende que cuando alguien quiere perder peso se pone en manos de un profesional y le paga por sus servicios, sin embargo no es así, porque son ellos los que han ofrecido esta cantidad para convertirse en sus asesores en la tarea de perder peso.

Al parecer, la actriz y cantante ha recibido muchas ofertas en este sentido porque, si a los pocos meses de haber parido aparece en la tele con una figura esbelta y divina de la muerte, la respuesta a la pregunta “¿cómo lo has hecho?” será la mejor publicidad que una empresa que ayuda al adelgazamiento pueda obtener.

El problema secundario de esto es que el peso que gana una mujer en el embarazo, que son kilos de reserva para todo lo que supone el ser madre, acaban viéndose como un problema, como un efecto secundario indeseable de gestar y parir un hijo, cuando es algo normal, natural y, como digo, son la reserva que se irá perdiendo poco a poco con la falta de sueño, con la falta de descanso y con la lactancia, entre otras cosas (los padres también deberíamos engordar un poco en el embarazo, yo creo).

Es cierto que muchas mujeres tienen problemas para bajar esos kilos, porque la naturaleza no es perfecta y porque no vivimos en la actualidad como vivían hace miles de años, pero sé de algunas que con la lactancia y la maternidad, y sobretodo si dan el pecho durante varios meses o años, llegan a estar más delgadas que antes del embarazo (sin ir más lejos una madre me dijo el otro día que quería destetar porque se estaba quedando demasiado delgada).

De todas maneras, sea con Weight Watchers o con la empresa que sea, la artista ya tenía planeado bajar peso tras tener a su bebé, pues tenía intención de estar lo más guapa posible para su boda con su pareja, que está planeada para pocos meses después del parto.

Opinad vosotras mismas, pero a mí me parece contraproducente hacer publicidad de la pérdida de peso tras el embarazo, como si los kilos ganados fueran una enfermedad o algo así. Quién sabe qué pueden llegar a hacer algunas mujeres durante el embarazo para no tener que sufrir después para perder kilos.

Vía | La Botana
Foto | Oexenhave en Flickr (CC)
En Bebés y más | ¿Qué piensas del “pack especial madres” de Corporación Dermoestética?, Por qué la dieta Dukan es poco recomendable para recuperar el peso tras el parto, El aumento de peso ideal durante el embarazo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios