Compartir
Publicidad

Consejos para recuperar la figura después del parto: abdomen

Consejos para recuperar la figura después del parto: abdomen
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como bien habéis apuntado en los comentarios cada madre es un mundo, algunas recuperan la forma original de su barriga casi instantes después de parir y otras necesitan mucho más tiempo, pero en cualquier caso seguir algunas de las pautas de las que tratará hoy nuestro Especial Cuidados Postparto os servirá de ayuda para conseguir un abdomen más fuerte y tonificado.

Cuidados, respiración y paciencia

Retomar el ejercicio, especialmente si el parto ha sido por cesárea, es algo que requiere su tiempo, el cuerpo necesita recuperarse y precisamente la zona de la barriga es una de las más delicadas a la que hay que dedicar más paciencia y cuidados.

Además de empezar con pequeños paseos, una buena alimentación e hidratar la piel para prevenir o atenuar las estrías, es momento de poner especial atención a la cicatriz de la cesárea, a la que una vez curada podemos aplicarle también aloe vera, aceite de rosa mosqueta (diluído en aceite vegetal) o alguna crema con caléndula (la de Weleda por ejemplo va especialmente bien para tratar cicatrices).

Mientras que esperamos que pasen las primeras seis semanas o las que necesitemos para sentiros totalmente recuperadas (para cesárea suelen ser unas 10 o más) podemos empezar a practicar la respiración abdominal profunda. No solo nos ayudará a relajarnos, también nos servirá a hacer mejor los ejercicios abdominales más adelante y empezaremos a fortalecer poco a poco la zona.

Nuestros compañeros de Vitónica nos muestran un método sencillo para respirar de forma correcta que podemos practicar a menudo, siempre vigilando de no forzar ni estirar demasiado el abdomen si todavía sentimos dolor.

Yoga

Pilates y yoga, los mejores aliados

Pasado un tiempo prudencial, tanto el yoga como el pilates son dos buenas opciones para trabajar la barriga sin temor a producirnos lesiones en las cervicales o la espalda. Al contrario ambas técnicas, especialmente la segunda, se centran en estabilizar la columna vertebral y corregir malas posturas, mientras vamos desarrollando los músculos internos de abdomen, espalda y glúteos.

Los movimientos se combinan con la respiración profunda que ya habremos ido practicando anteriormente, lo cual contribuye a obtener mejores resultados, liberar estrés y moldear la figura.

No es necesario matarse a abdominales para conseguir un vientre plano, aunque si ya estabas acostumbrada a hacerlas antes del embarazo seguramente una vez recuperada no tendrás problema en volver a incorporarlas a tu rutina. Pero con el yoga y el pilates se pueden obtener resultados similares si eres constante y abandonas las prisas, además de conseguir un cuerpo más esbelto en general y un momento para reposar la mente, que siempre se agradece.

El ejercicio aeróbico es perfecto para acompañar estas prácticas y también necesario para eliminar grasa, si nos hemos acostumbrado a caminar regularmente es importante no dejarlo o incluso si nos animamos y nos gusta volver a salir a correr empezando por un trote ligero.

El mes pasado evesther nos enseñó cómo quedó su barriga después del parto, es bonito también disfrutar y aceptar en una etapa tan especial los cambios producidos, ya habrá tiempo después de que todo vuelva a su sitio.

¿Nos contáis como ha sido vuestra experiencia?

Foto | Abendstern | lululemon athletica En bebés y más | Usar una faja después del parto, ¿sí o no?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos